Una misma fe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 64 (15801 palabras )
  • Descarga(s) : 41
  • Publicado : 15 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNA MISMA FE

Centro Mundial Bahá'í

P R E F A C I O

UNA MISMA FE

Hay razones de sobra para confiar en que el período de la historia que ahora se abre será mucho más receptivo a los esfuerzos por difundir el mensaje de Bahá’u’lláh que lo fue el siglo que acaba de terminar. Todas las señales indican que está en marcha una completatransformación de la consciencia humana.

A principios del siglo xx se había consolidado una interpretación materialista de la realidad en forma tan completa hasta convertirse en la religión mundial predominante por lo que se refería al rumbo de la sociedad. Junto con ello, la educación de la naturaleza humana había sido violentamente sacada del curso que había seguido durante milenios. EnOccidente, a muchos les parecía que simplemente se había disuelto y desvanecido la Autoridad divina que había hecho de centro focal de la guía –por muy diversas que fuesen las interpretaciones de su naturaleza–. En gran parte, las personas quedaban en libertad de mantener cualquier interpretación sobre la relación entre su vida y una existencia más allá de lo material, mas la sociedad en su conjunto sedispuso con creciente confianza a cortar la dependencia respecto de un concepto del universo que era considerado, en el mejor de los casos, una invención y, en el peor, un narcótico, algo que en ambos casos impedía el progreso. La humanidad había tomado el destino por su propia mano. Había resuelto a través de la experimentación racional y el discurso –así se le hacía creer a la gente– todas lascuestiones fundamentales que tenían que ver con el ejercicio del gobierno y el desarrollo humanos.

Esta actitud fue reforzada por la suposición de que los valores, ideales y disciplinas cultivadas a lo largo de los siglos eran ya rasgos de la naturaleza humana fidedignamente estables y permanentes. Era menester solamente que fuesen refinados por la educación y reforzados por la acciónlegislativa. El legado moral del pasado era precisamente eso: la herencia irrevocable de la humanidad, que no requería de más intervención religiosa. Es verdad que individuos, grupos y aun naciones indisciplinadas seguirían amenazando la estabilidad del orden social y requerirían correctivo. Sin embargo, inspirada en nociones seculares de la realidad, surgía irresistiblemente la civilización universal haciacuya realización habían conducido a la raza humana todas las fuerzas de la historia. La felicidad de la gente sería el resultado natural de una mejor salud, mejor alimentación, mejor educación, mejores condiciones de vida: metas indiscutiblemente deseables que ya parecían estar al alcance de una sociedad entregada al único objetivo de lograrlas.

En toda aquella parte del mundo en que vive lagran mayoría de la población mundial, pocos prestaban atención a declaraciones ligeras en el sentido de que “Dios ha muerto”. La experiencia hacía tiempo les había confirmado a los pueblos de África, Asia, Latinoamérica y del Pacífico la opinión de que no solamente la naturaleza humana es profundamente influida por las fuerzas espirituales, sino que su propia identidad es espiritual. Enconsecuencia, como había ocurrido siempre, la religión continuó ejerciendo autoridad final en la vida. Aunque no se vieron directamente confrontadas con la revolución ideológica que tenía lugar en Occidente, tales convicciones fueron eficazmente marginadas por ésta, por lo que a la interacción entre pueblos y naciones se refiere. Habiendo penetrado y capturado todos los centros importantes de poder einformación de ámbito mundial, el materialismo dogmático se aseguró de que ninguna idea opuesta conservara la capacidad de desafiar los proyectos de explotación económica a escala planetaria. Al daño cultural ya causado por dos siglos de dominio colonial se añadió una angustiosa separación entre la experiencia interior y exterior de las masas afectadas, condición que invade de hecho todos los aspectos...
tracking img