Una niña llamada ernestina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (353 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
índice
Mi compañera de bancoEl barrioLa hija del aventurero Juan FranciscoLa separaciónLa novela de ErnestinaEl primer trimestreEl regresoEl fin de cursoDe nuevo juntos Cambios importantesDe hiel yde mielEl comienzo del adiósLa carta
Pata mi nieta BernardineVon Irmer Heller, lahistoria de una niña queTal vez debió llamarse Esperanza
MI COMPANERA DE BANCOAntes ele que cierta persona, que nopuedo nombrar, publique una novela en que yo aparezco como uno de los protagonistas, se me ocurrió la idea de pasar en limpio unoschamuscados
APUNTES
que empecé a escribir cuando,obligado por lascircunstancias, tuve que someterme a untrasplante muy especial. Como no se trata de un Diario deVida, no pongo ninguna fecha y así puedo saltarme unmontón de semanas sin que nadie se dé cuenta. Sóloquetuve que pedirle ayuda a mi abuelita Mercedes para que mecorrigiera las taitas de ortografía; como ella está en elsecreto y figura en mis
APUNTES
, no le quedó otra alternativaque darse tiempo yarmarse de paciencia para dejar loescrito más o menos claro y entendible, aunque me explicóque ella no había tenido valor para enmendar ciertos pasajesen que la redacción no andaba muy bien que digamos.Yo leagradecí la franqueza, porque voy a ser astrónomo y noescritor. Así que ella se quedó tranquila y yo muy contentode poder contar cómo conocí a Ernestina.Cuando uno no ha crecido lo suficiente,tiene que hacer todo lo que los mayores dicen que se debe hacer. Y lo peor es que no explican, los grandes, las razones para que uno no ponga los codos sobre la mesa, se deba comer toda la sopa yapagarla tele justo cuando viene el
Jimán
.

Como yo tengodos hermanas harto mayores —que van para solteronas, porque tienen como veinte años y nadie ha querido casarsecon ellas— todos me echan laculpa a mí cuando aparecequebrado algún vidrio, se pierde del refrigerador alguna latade jugo o se descompone la radio de la cocina como si laRosalba, la Toya o el jardinero no tuvieran manos para tirar...
tracking img