Una noche por tijuana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1124 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 10 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CRÓNICA DE UN RECORRIDO

De día Tijuana y de noche también. Como cada día, recorro el mismo camino que me lleva a mi trabajo, la escuela y mi hogar; poco conocía de los puntos más íntimos en la vida nocturna de esta majestuosa ciudad, y poco conocía de lo que se que existe por la información que se extiende de boca en boca.

He de confesar, que al principio no le veía ningún sentido a salirde noche en un grupo limitado de compañeros de escuela, un grupo que cuenta con ideologías totalmente distintas; gustos totalmente diferentes; estilos en completo contraste; y por supuesto, la finalidad de la salida no era la misma para todos o por lo menos para mi. Sin embargo, jamás he pensado que es perjudicial, salir a buscar lo desconocido que puede significar los lugares que no frecuentamos,y de los que solo escuchamos comentarios no muy favorables debido al circulo social que nos rodea.

Al entrar al primer bar, un tal “Chips”, la verdad es que mi incomodidad o mi descontento con respecto al lugar era evidente a toda costa. La poca luz; el tipo de música; las instalaciones, etc. Notaba con sumo silencio, como el ambiente no era el mío definitivamente, sin embargo observaba conatención la cara de felicidad de mis compañeros, y los temas de los que hablaban. Pedí una cerveza para intentar penetrar ese círculo en compañerismo pero fue inútil, definitivamente el lugar no era para mi.

El grupo siguió su camino y realizó la siguiente parada en el Bar “Los 3 Amigos”. Un lugar con un parecido enorme al “Chips”; un concepto muy parecido; los colores parecidos; las instalacionesmuy similares; y las clásicas fotografías de Marilyn Monroe, que si bien no son exclusivas de ese tipo de bares, por lo menos ambos las tenían. Y por segunda ocasión no me sentí parte del ambiente. Sin embargo, la primer risa que mis compañeros observaron, fue el momento en el que una chica se me acercó a pedirme un “50”, que en términos coloquiales, es un 50 pero no de dinero sino de droga. Enese momento me di cuenta de la pantalla que no para bien puedes emitir al llevar traje a esos bares, la imagen en definitiva no es la misma, que llevar un traje a una reunión de personajes públicos como a las que suelo ir.

Avanzó el grupo por la calle 6ta del centro de la ciudad, e hizo la siguiente para en un lugar que para muchos es un tabú o un significado de burla para los demás. Un bar detravestis y bailarines exóticos. Esta visita no fue del todo incómoda he de confesar, y con esto no quiero decir que el lugar me agradó o que halla despertado en mi el sentimiento de alegría por visitar un lugar de esos. Los pocos minutos que estuvimos en ese lugar, fue el momento en el que quizá los varones bromeamos más; el momento de realizar chistes quizá de mal gusto para muchas persona, perode lo que me di cuenta es de que es precisamente en esos lugares en donde a las personas no les interesa lo que piensen los demás; no existen los prejuicios frente a la opinión de terceras personas; pero por sobre todas las cosas, te das cuenta de los diversos mundos que encierran la Tijuana de noche que muchos no conocen.

Siguiendo el recorrido, paseamos toda la avenida revolución, y poralguna razón, comencé a sentirme parte del grupo; comencé a mofarme de las cosas que pasaban por la mente de todos; de los chistes que contábamos; comenzaba a ser parte de las carcajadas por tonterías que los demás hacían durante el trayecto; y comenzaba también a ser parte de los chistes.

El grupo visitó la Plaza Santa Cecilia, y entró a varios lugares, entre ellos, un bar que llamó mucho miatención por la famosa Barra de la Ballena, famosa por haber sido la más grande del mundo; en donde los colores y las instalaciones eran muy peculiares. Un estilo único para mi gusto, si realizamos una adecuada comparación de los lugares que en esa noche visitamos. Fotografías de personajes clásicos tanto del cine de oro mexicano como Pedro Infante y Jorge Negrete, o los personajes del cine clásico...
tracking img