Una reinterpretación de las concepciones urbanas de françoise choay y carlos garcía

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1009 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
David Leonardo Moreno H. (317305) 09-10
Urbanismo Contemporáneo
Ensayo 1

Sobre el Urbanismo: Una reinterpretación de las concepciones urbanas de Françoise Choay y Carlos García

El urbanismo es un concepto mucho más complejo de lo que se cree. Se suele pensar que, como cualquier otra disciplina como las matemáticas o la biología, su campo de acción está claramente determinado por unoslímites, y se rige por un mismo conjunto de leyes previamente establecidas. Sin embargo, basándonos en los planteamientos desarrollados por Françoise Choay y Carlos García, en los libros: El Urbanismo Utopías y Realidades y Ciudad Hojaldre respectivamente, se puede entender cómo no solo se ha venido transformando en urbanismo como tal sino, también cómo se ha puesto en crisis idea misma deverdades y leyes absolutas que definen los conceptos. En ese sentido, este texto pretende, más que certezas, establecer una serie de incertidumbres en torno al urbanismo que puedan dar una comprensión más amplia de lo que es fenómeno urbano y todas sus implicaciones.

Como primera referencia, el libro de Choay ilustra las diferentes formas que adquirió el urbanismo, tres concepciones distintas quese fueron desarrollando entre los siglos XIX y XX bajo el nombre de progresismo, culturalismo y naturalismo. Cada una de éstas regida por criterios tan diferentes entre sí, que incluso podrían llegar a ser contradictorias. No me voy a detener en la descripción de cada categoría y su evolución a lo largo del tiempo, lo que es de resaltar aquí, es que por un lado Choay pone en cuestionamiento lahegemonía del progresismo desde la definición misma del concepto, argumentando que siendo que la ciencia propone el establecimiento de leyes y criterios específicos para llegar a resultados concretos; es una actitud dogmática tratar de definir el urbanismo bajo estos criterios, ignorando las componentes de la sociedad que no sean mesurables o que no puedan traducirse a necesidades productivas. Estoscomponentes se ponen de manifiesto cuando viene lo que la autora llama la crítica en segundo grado, es cuando se evalúan las consecuencias reales de aquellos modelos a priori, hechos para una sociedad a priori.

Esto sirvió para desmantelar al urbanismo como disciplina y al urbanista como aquella gran mente ordenadora y poseedora de la verdad. De modo que el análisis concluye con una crítica alos modelos o distribuciones espaciales preestablecidas, siendo que las conglomeraciones urbanas no pueden ser producto de una única fórmula matemática, un mismo objeto reproducido indefinidamente a lo largo del territorio. Sin embargo en su libro, Choay sigue añorando un mismo lenguaje, un mismo método de análisis de las conglomeraciones urbanas que acabe con el vacio teórico que dejaron lascríticas de segundo grado. Con esto ya se pueden dilucidar lo que a la luz de la era de la tecnología se podrían denominar como “vicios conceptuales” dentro de su discurso, vicios que solo se hacen evidentes luego de analizar los planteamientos de Carlos García.

En este punto, Ciudad Hojaldre viene siendo un texto sumamente clarificante mostrando el rumbo del urbanismo en los años siguientes, rumboque se complejiza y se vuelve cada vez más confuso a pesar de lo que se podría esperar con los avances de la sociedad. El libro desde el titulo y la misma estructura, demuestra un cambio radical en la forma de abordar el urbanismo. Primero que todo, la ciudad hojaldre es una ciudad hecha de diferentes capas, diferentes puntos de vista, diferentes formas de análisis, todo superpuesto pero nuncamezclado. El fenómeno urbano no solo se compone de diferentes elementos y criterios que se juntan e interactúan entre sí, sino que además hay diferentes metodologías de análisis, diferentes dimensiones paralelas dentro de un mismo hecho, cada una de ellas con su propio conjunto de elementos interactuantes. De ahí que García haga la distinción entre visiones y modelos, la visión no es un modelo,...
tracking img