Una severa normalización

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3372 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Una Severa Normalización

Los siglos X y XI habían sido para la cristiandad occidental una época de efervescencia, de discusión y de innovación. Y se había formado una nueva organización de poderes: la sociedad feudal. La Iglesia romana se había propuesto liberarse de la tutela del imperio y se había puesto ala cabeza de un movimiento de reforma que trataba de sustraer lo espiritual de lainfluencia de lo temporal.

La Jerarquía Restaurada

En los clérigos más vinculados a los principios gregorianos, predominaba el sentimiento muy intenso de que existía un orden fijado por la Providencia Divina, tanto en la sociedad como en el universo físico, y que cada individuo pertenece a un grupo estable, que tenía sus derechos y sus deberes, situado en una estructura jerarquizada que no debíacuestionar.
Se pensaba que la mutabilidad de las cosas humanas eras consecuencia del pecado.

El orden y la Ley de Dios

Desde los primeros decenios del siglo XII, la Iglesia prohibió a los laicos erigirse jueces de sus pastores. Si algunos clérigos se comportan de una manera indigna, es a los obispos y solo a ellos a quienes corresponde castigarlos: Se afirma que la validez de lossacramentos no está vinculada a la integridad moral de quienes los celebran, a partir del momento en que éstos han sido ordenados y consagrados legítimamente.
La iglesia no rompió con el espíritu de la reforma gregoriana, a pesar de las dificultades de la época. En los siglos XII y XIII, puso más bien el acento en la preponderancia de lo espiritual en relación a lo temporal y trató de reforzar suinfluencia en la sociedad. Pero la nueva característica del período es el renacimiento de la Iglesia secular, en conexión con la nueva concepción de la vida religiosa.
Entre los concilios de Letrán I y Letrán II, la Iglesia latina cambia de rostro: tras la muerte de San Bernardo, los monjes se dejan de desempeñar un papel protagonista, en tanto se concretan y refuerzan las prerrogativas de los obispos.La jerarquía diocesana, empieza a encontrar una cierta coherencia gracias l movimiento de restitución de iglesias y de diezmos por parte de los laicos.
La reforma gregoriana había conducido a la exaltación de las funciones y prerrogativas del papa. El papado se transforma en “la cabeza y el eje” de la Iglesia universal. Sus legados tienen precedencia sobre los arzobispos; pueden reunir y presidirlos concilios regionales o nacionales, obligar a los obispos a dimitir y excomulgar a los soberanos de conducta errónea. Así, la Iglesia se dota de un derecho unificado, puesto que ya no habrá en su seno más que una única autoridad que legisle en última instancia y que tenga el poder de conceder extensiones a las reglas que ella misma ha fijado.
Los emperadores germánicos y sus partidarios enAlemania e Italia se opusieron al establecimiento del nuevo poder teocrático. Federico Barbarroja y Federico II, trataron de reforzar los fundamentos ideológicos de su autoridad volviendo a tomar por su cuenta, las concepciones universalistas del derecho romano, que exaltaba el papel del príncipe como fuente de toda legislación. El papa, desde le primer tercio del siglo XII, empezó a vivir como unsoberano rodeado de administradores y cortesanos.

Una cultura común a los dominantes

Frente a la presión clerical, la aristocracia laica reaccionó dotándose de un sistema de valores y representaciones homogéneo, extendiéndose a la casi totalidad de la cristiandad. Esta evolución no fue obra de los soberanos, ni de los príncipes influyentes.
Las cortes reales, como las de Hohenstaufen o losCapetos, siguieron siendo focos de cultura tradicional con una predominante influencia de la Iglesia.

Triunfo de los escrito, extinción de otras culturas

En el plano lingüístico, el hecho más destacado de los siglos XII y XIII es la entrada en escena de las lenguas vulgares y su ascenso a la dignidad de vehículos de una cultura literaria escrita. La Iglesia pierde su monopolio cultural, y...
tracking img