Unidad social de los mayas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1374 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
No obstante los valiosos aportes realizados por diferentes investigadores en las últimas décadas, la obra fundamental al respecto continúa siendo. La Guerra de Castas de Yucatán , de Nelson Reed (1ª edición en ingles de 1964, 1ª en castellano de 1971), escrita gracias al talento del autor y a la admirable guía histórica proporcionada por Howard Cline “ Remarks on a Selected Bibliography of theCaste War and Allied Topics ”, publicada como apéndice del pionero estudio de A. Villa Rojas sobre los mayas de Quintana Roo (1945)

2 Así en 1949, cuando ya el conocimiento de la cultura maya hacía inadmisibles cierto tipo de opiniones, el sociólogo Lucio Mendieta y Núñez, ilustre director del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (1939-1966), fundador de la Escuela de CienciasPolíticas y Sociales de la UNAM y de la Revista Mexicana de Sociología , se permitía escribir en el prólogo de un libro sobre la Guerra de Castas que “... Aquella sin embargo no fue una verdadera revolución, sino una lucha de razas, una retardada guerra de independencia del maya oprimido contra sus opresores; pero como se trataba de un pueblo inculto su movimiento careció de ideología, de programa, deorganización y por eso fracasó, mas no sin combatir denodadamente (en: Berzunza, 1949:16) .

3 La negación de una lógica político-cultural propia del pueblo maya aparece en la obra de varios autores, quienes han buscado reducir su protagonismo político y la vigencia de la tradición mesiánica al análisis histórico de la coyuntura. Un buen ejemplo lo representan algunas de las perspectivasreferidas a la insurrección de Jacinto Canek en 1761 (Bartolomé, 1976), que se basan en una falta de lectura etnológica de los datos históricos existentes. Para Victoria Reifler Bricker (1989:151) constituyó un movimiento circunstancial, espontáneo y no planificado, para Nancy Farriss (1984:69) un accidente histórico y para una seguidora de la primera, Gudrun Mossbrucker (1995) poco más que un ritual derebelión en el transcurso de una borrachera colectiva. La ignorancia de las dos primeras autoras se justifica por su deliberado desconocimiento de la literatura en castellano, de lo que no puede ser exculpada Mossbrucker, quien a despecho de la evidencia histórica pretende adjudicar un carácter meramente reactivo a las rebeliones mayas (1995b). Las recientes investigaciones documentales en el AGIde Pedro Bracamonte y Sosa (2001), han demostrado, más allá de toda duda razonable, el carácter planificado y no circunstancial de este complejo movimiento mesiánico.

4 Así en 1949, cuando ya el conocimiento de la cultura maya hacia inadmisibles cierto tipo de opiniones, el sociólogo Lucio Mendieta y Núñez, ilustre director del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (1939-1966),fundador de la Escuela de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y de la Revista Mexicana de Sociología, se permitía escribir en el prólogo de un libro sobre la Guerra de Castas que “...Aquella sin embargo no fue una verdadera revolución, sino una lucha de razas, una retardada guerra de independencia del maya oprimido contra sus opresores; pero como se trataba de un pueblo inculto su movimientocareció de ideología, de programa, de organización y por eso fracasó, mas no sin combatir denodadamente (en: Berzunza Pinto, 1949:16).

5 La autodenominación grupal más frecuente es la de máasewalo'ob , nahuatlismo pluralizado en maya (o'ob), que alude a una condición popular campesina y que fuera introducido en Yucatán durante la colonia. El término kruuso'ob , “los de la cruz”, es en realidad unconcepto más acuñado por la literatura que utilizado por la gente, aunque pueden eventualmente aceptarlo como miembros del Culto a la Cruz.

6 Algo que me llamo la atención durante mis residencias en Quintana Roo, fue la falta de referencias o de recuerdos referidos a los pueblos de origen de los máasewalo'ob en Yucatán, de donde habrían salido a mediados del siglo XIX. Al parecer los...
tracking img