Utopias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 185 (46005 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TOMÁS MORO: UTOPIA
LA MEJOR FORMA DE COMUNIDAD POLÍTICA Y LA NUEVA ISLA DE UTOPIA Librito de oro, tan saludable como festivo, compuesto por el muy ilustre TOMÁS MORO ciudadano y sheriff de la muy noble ciudad de Londres.

Documentos introductorios Carta del editor Erasmo al impresor Juan Froben. Carta de Guillermo Budé a Tomás Lupser. Sexteto de Anemolio. Alfabeto de la lengua utopiana. Cartade Pedro Gilles, coeditor, a J. Busleiden. Carta de Tomás Moro a Pedro Gilles. Mapa idealizado de Utopía.

ERASMO DE ROTTERDAM Saluda a Juan Froben, padre carísimo de su ahijado

Sabes muy bien que siempre me ha agradado sobre manera todo lo que se refiere a mi amigo Moro. Sin embargo, la misma amistad que nos une, me obliga a desconfiar un tanto de mi propio juicio. Por otra parte, veo cómotodos los espíritus cultivados suscriben unánimemente mis palabras. E incluso, admiran con más ardor el genio divino de este autor. Y lo hacen movidos no por un mayor afecto, sino por un espíritu crítico más justo. Todo lo cual me hace aplaudir sin reserva el juicio que he emitido y no dudar en proclamarlo abiertamente. ¡Que no hubieran realizado esas admirables dotes naturales, si un espíritucomo el suyo se hubiere formado en Italia, se hubiera consagrado totalmente a las musas, y hubiese podido -lo diré claramente- dejar que sus frutos llegarán a la madurez del otoño! Los epigramas fueron su divertimento cuando todavía era joven, qué digo, cuando casi era un niño. Al menos en su mayor parte. jamás salió de Inglaterra, su patria, a excepción de dos veces, cuando, en nombre del rey,desempeñó una misión diplomática en Flandes. Además de sus deberes de esposo, de sus cuidados domésticos, de las obligaciones impuestas por sus cargos oficiales y la avalancha de causas que instruye, su atención está dominada por los asuntos de Estado, tan numerosos e importantes que uno se maravilla de que encuentre placer en los libros. Por este motivo te envié sus Epigramas y su Utopía. Estoy seguroque, si es de tu gusto, la impresión con tus caracteres les dará una calidad que por sí sola será su mejor recomendación al mundo y a la posteridad. Tal es, en efecto, la reputación de tus talleres que, si se sabe que un libro es de la Casa Froben, consiguen enseguida el favor de los eruditos. Mis mejores deseos para ti y para tu excelente suegro, para tu mujer tan amable y tus hijos tan dulces ycariñosos. En cuanto a Erasmo, ese ahijado que nos une, nacido, como quien dice, en el seno de las bellas artes, haz que sea instruido en las mejores letras. Lovaina, 25 de agosto, 1517

GUILLERMO BUDE Saluda a su amigo inglés, Thomas Lupset

Querido Lupset: ¿Cómo no estar infinitamente reconocido a ti, el más erudito de todos los jóvenes? Al enviarme la UTOPIA de Thomas Moro, has hecho quefije mi atención en una obra de lectura sumamente agradable, y que, al mismo tiempo, no dudo será provechosa. Hace ya tiempo, y correspondiendo a un vivo deseo mío, me enviaste los seis libros titulados El Arte de conservar la salud, de Thomas Linacre, -Este médico, que domina a la perfección el griego y el latín, no ha mucho tradujo al latín algunas obras de Galeno. Y lo ha hecho con talfidelidad que, si todas las obras de este autor -que, a mi juicio, constituyen un compendio de la medicina- se tradujeran al latín, creo que la escuela de los médicos no tendría necesidad de conocer el griego. He hojeado con avidez el manuscrito de Linacre y te estoy sumamente agradecido por habérmelo prestado el tiempo suficiente como para sacar de él gran provecho. Pero me prometo un mayor favor todavíade la edición impresa que preparas actualmente en los talleres de esta nuestra ciudad. Sólo por este título ya me creía lo suficientemente obligado. Pero hay más. Como apéndice a tu anterior generosidad me das ahora la famosa Utopía de Moro, ese espíritu tan singular y penetrante, ese hombre de carácter tan afable, y sabio tan consumado en el gusto por las cosas humanas. Mientras recorría el...
tracking img