Va por ti, juana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 140 (34997 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Va por ti, Juana

“Lo que va a seguir no me ha salido
de la razón, sino de la vida, aunque
para trasmitíroslo tengo en ciertomodo que racionalizarlo”.
(Miguel de Unamuno).

“Porque el humano sobrevivirá,
más que por lo que hizo, porlo que quiso Ser”.

Después del largo tiempo inmovilizado en su lecho, donde prefirió quedarse repasando hendiduras y retocando una que otra figura mental inventada sobre las vetas negras del maderamen del cielorraso, resolvió recomenzar con anteriores pasos.
Afuera, nadie estaría esperando. Y si alguien aún preguntara por él, yahabría quien deshiciera esa curiosidad. Algún vecino podía dar cualquier noticia, como, el no saber si había muerto, o decir que estaba vivo, porque me había visto seguir respirando y ocupando un lugar. “No puede ser fatal para ninguno ―pensaba―, y quien se detenga en algún desteñido recuerdo, pronto se verá precisado a desalojarlo del pensamiento. Lugar que deben ocupar las imágenes promisorias paracontinuar combatiendo temores y prevenir fracasos. La muerte es uno de esos fracasos”.
Esto estaba comprobado. Por eso le fastidiaban los murmullos filtrados tras las puertas de quien iba a morir. La que no se franqueaba por el asco de verse de frente con el espectro.
Fue después de un tiempo, cuando volvió por el corredor solitario, que tomó los días sólo para madurar pensamientos. En losque pudo sentir la tranquilidad de haber superado los primeros episodios de la dura tormenta de su cáncer Terminal. Lentamente habían comenzado a hacerse sentidos, concretos, los detalles en los que repasó el cómo se consumía la sabia de la existencia. Luego, pasó a mirarse a sí mismo, como un simple espectador que espera una escena próxima a finiquitarse.
No quedaba tiempo para ilusiones,tampoco para dejarlo perder en fábulas. Lo que aún restaba de sus fuerzas había que invertirlo en quemar las naves que trajeran dejos de nostalgias, o alguno que otro resentimiento. Aunque aún así, nada le aseguraba no volver a reincidir, a refugiarse de nuevo en esas vanas esperanzas.
Por lo pronto, procuraría mantenerse alejado de quien le perturbara preguntando por sus dolencias, se mantendríaauscultando la fe del momento. A ella ya podía deberle el impulso de querer reanudar movimientos, aunque sintiera que éstos no fueran anhelados más que para un cambio de posición. Ya no existía la importancia de revivir momentos, su sinergia estaba agotada, no le sabía a nada. No lo conduciría a ninguna parte. Por ahora, el instante le bastaba para detenerse a presumir, que tal vez, sin aquelfurioso punzón, estaría tranquilo.

2

En estas circunstancias, utilizaba la disipación de formas viejas, para dejar atrás sentires y nostalgias. Lejos quedaban los ajetreos de otras épocas, las persistencias, y aquellas búsquedas irremediables del nuevo día para estar atento a todo acontecimiento. Cosas como esas, las hacíaolvidadas, o por lo menos imperceptibles tras los humos de algunas arcas que ya pretendía haber incinerado. Sólo por si acaso, continuaba atento, mirando con prevención todo aquello donde pudiera descubrir tan siquiera una escasa huella de ese pasado. No permitiría que una porfía, volviera a revivirle desasosiegos. Mas, dentro de éstas estaba la incógnita de las eternas tinieblas. La de un...
tracking img