Vacas cerdos, guerras y brujas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1237 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Este libro trata principalmente del origen de los comportamientos colectivos innatos, irracionales, que son la base de nuestra cultura, en el que el autor teoriza y especula acerca de estos comportamientos. Analiza de forma objetiva y real, tratando fenómenos y enigmas que se consideraban inexplicables, fenómenos que según él, condiciones, necesidades y actividades ordinarias, triviales,podríamos decir “vulgares”.enigmas que tienen su solución, según Harris, “como tripas, sexo, energía, viento, lluvia y otros fenómenos palpables y ordinarios”.
A la pregunta del porqué de estos comportamientos, nos da el autor tres respuestas de las causas: el miedo, la ignorancia y el conflicto.

Los siguientes párrafos son breves reseñas que sintetizan el contenido de los capítulos del libro:Capítulo 1: La madre vaca
El primer capítulo trata de la adoración que los hindúes profesan a las vacas. Esto resulta para cualquier occidental algo incongruente ya que el hambre azota la india y los indios rehúsan consumir carne de vaca. Teniendo en cuenta además que este tipo de vacas no dan mucha leche, lo más obvio sería consumir su carne; no es tan sencillo, estas vacas proporcionan bueyes detiro que sirven para sacar a flote la agricultura doméstica además de que proporcionan estiércol que es muy útil para diversos usos como combustible, aislante y abono de sus campos. De esta forma se establece una relación recíproca de dependencia con la vaca que va más allá de la simple adoración por cuestiones religiosas, así da se da certeza a la frase “no estoy de acuerdo en que los tabúes queprohíben sacrificar y comer la carne de vaca tengan necesariamente un efecto adverso en la supervivencia y bienestar del hombre”

Según todo esto, el siguiente párrafo de Marvin Harris cobra sentido: "Lo que afirmo es que el amor a las vacas es un elemento activo en un orden material y cultural complejo y bien articulado. El amor a las vacas activa la capacidad latente de los seres humanos paramantenerse en un ecosistema con bajo consumo de energía, en el que hay poco margen para el despilfarro o la indolencia. El amor a las vacas contribuye a la resistencia adaptativa de la población humana conservando temporalmente a los animales secos o estériles, pero todavía útiles, desalentando el desarrollo de una industria cárnica costosa desde un punto de vista energético; protegiendo un ganadovacuno que engorda a costa del sector público o de los terratenientes; y conservando la capacidad de recuperación de la población vacuna durante sequías y períodos de escasez”.

Capítulo 2: Porcofilia y porcofobia
Algunos pueblos y religiones aborrecen el consumo de cerdo mientras que otros lo aman. Esto viene determinado, NO por cuestiones higiénicas o de salud de las personas como lasreligiones porcofóbicas de cada sociedad hacen creer en un principio, sino por la relación de utilidad que a unas sociedades u otras les comporta la cría del cerdo, ya sea por clima, vegetación de la zona, etc. Por tanto, prohibir la carne de cerdo o vaca es un medio para el equilibrio económico.

Capítulo 3: La guerra primitiva
Se muestra el primitivo estilo de vida de tribus como los Maring, tribusviolentas que emprenden guerras, porque, entre otras cosas, la guerra se convierte en el único método de control demográfico, ya que el exceso de población masculina útil para la guerra es primordial para la pervivencia de la tribu, pero la situación demográfica se vuelve insostenible y hay que recurrir al infanticidio de niñas, incluso de manos de las propias madres.

Capítulo 4: El macho salvajeSe da en algunas tribus primitivas la preponderancia del hombre sobre la mujer, por el único motivo de que es más necesario para la guerra, siendo en lo único útil ya que en términos económicos el varón es “improductivo”, y este supremacismo del hombre está sostenido por la guerra frecuentemente practicada; Tribus terriblemente machistas y violentas como los Yanomamo adoptan este tipo de...
tracking img