Vagando en el mundo llegué hasta él

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1172 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
VAGANDO EN EL MUNDO LLEGUÉ HASTA ÉL
MIGUEL MAGONE


En la actualidad, si hablamos de una conversión, o cambio de actitudes, quizá creamos que es algo “retrasado. La carencia de diálogo entre los hombres de diversas naciones, culturas, razas, lenguas, religiones, etc., se debe a que no hay una convivencia serena y provechosa; lo que importa es el objeto por encima de la persona humana, no lacercanía.

Es difícil aceptar que hay un sacramento que últimamente no está siendo muy valorado: el de la confesión. Es un hecho que notamos fácilmente: los fieles cada vez se confiesan menos y los propios sacerdotes cada vez se sientan menos en los confesionarios. ¿Qué está pasando? Nos encontramos ante un dato realmente preocupante, denunciado ya por el propio Pío XII: “La pérdida delsentido del pecado; incluso entre los creyentes. Se va perdiendo el temor de Dios”.

Lo bueno de esta situación, es que la esperanza nunca desfallece ante grandes adversidades que aquejan a los mismos cristianos, llamados a la misión de la reconciliación de los hombres, a su propia conversión; encuentro con Cristo misericordioso. Te tengo una “buena noticia”, descubramos a un muchacho ejemplar quenos demuestra lo sencillo que es retomar la vida cristiana, cuando se anda por otro rumbo.

Este joven es Miguel Magone, “el gran Magone.” Un muchacho de apenas catorce años; el mayor tiempo de su corta vida lo pasó en la calle con una pandilla. Su mejor oficio era: “No hacer nada”, él mismo lo dijo, cuando Don Bosco (San Juan Bosco), le interroga al conocerlo, pero lo que Magone no sabía es queeste encuentro iba a ser lo que le daría otro camino en su vida, el momento que la cambiaría radicalmente.

Era líder de la pandilla; con sus amigos de la calle se divertía mucho y al parecer era él quien causaba el alboroto en los callejones y plazas, donde solían recrear el ambiente tan pobre en el que vivían. Tenía pocas posibilidades de estudio, de recibir educación, lo que permitía quefuera vago. Sus travesuras eran tales, al grado de llamarlo el más “inquieto deportista”, era desobediente.

Al llegar al Oratorio de Don Bosco; su inteligencia le ayudó a distinguir lo que era bueno y lo que era malo, o simplemente lo que le convenía para su carácter espiritual. Don este nuevo acontecimiento, fue cambiando de comportamiento; de ser el “relajiento”, ahora es más pasivo;corregía a sus compañeros cuando era necesario: cuando decían malas palabras o desobedecían, o cuando no estaban con devoción en la Eucaristía. Se preocupaba mucho por su vida de gracia, a tal grado que realizaba sacrificios tanto físicos como espirituales.

Su estudio mejoró muchísimo, sólo hacía lo que le tocaba hacer, y lo que estaba marcado en el horario del Oratorio. Su vida espiritual se fueviendo muy clara y profunda. Le tenía un gran amor a la Virgen María, ya que siempre pedía gracia para mantener el celibato y no se diga al momento del estudio, con la sabiduría que viene de Dios a través de Ella. No había un solo día en que no visitara al Santísimo en el momento que fuera, así tuviera que dejar sus labores, no dejaba de asistir con el Señor.

Cuando apenas empezaba a disfrutarde su vida, nuestro Padre del cielo, decide llevarlo a gozar de su presencia. Por un tiempo estuvo enfermo, lo cual le causaba momentos de tristeza por no poder salir a jugar con sus compañeros y sobretodo por no ir a la capilla al encuentro con su Santísima Madre y su Hijo Único. En el momento en que sentía la llegada de confrontarse con Dios, él sentía una tranquilidad y felicidad tan grande queno encontraba expresión para demostrar aquella alegría. Antes de partir a la casa del Padre, dibujó una sonrisa radiante en su rostro, se inclinó hacia delante, miró hacia el cielo, y expiró. Así era el gran Magone. ¡Gran santo!

Su comportamiento fue como el de cualquier adolescente en nuestro tiempo, a veces sin rumbo, con actitudes contrarias a los demás, un poco crudo en actos de buena...
tracking img