Valeria y los frijoles magicos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (650 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
VALERIA Y LOS FRIJOLES MAGICOS

Un día, me hallaba en la dispendiosa tarea de darle la comida a Valeria, mi pequeña amiga de 3 años. Ese día Carmen había preparado unos deliciosos fríjoles, loscuales trate de dárselos de todas las formas posibles. Primero probé con el clásico avioncito haciendo increíbles piruetas con la cuchara. También intenté hacer de doctor que le examina la lengua. Pero,ni modo, ella no accedía ni haciéndole cosquillas. Ya con el almuerzo frío y un poco aburrido comencé a contarle la historia de los fríjoles mágicos. De cómo un niño los había cambiado a un mendigopor una vaca que era su único sustento. Al llegar a su casa, su mamá llena de rabia los tiro por la ventana y al día siguiente, habían crecido tanto, tanto, que habían llegado hasta las nubes en dondese sostenía un castillo habitado por un gigante que tenía entre sus cosas una gallina que ponía huevos de oro, y otras cuantas maravillas. Ese día le dije a Valeria que si se comía todo el almuerzole contaría el cuento hasta el final, y contenta con la historia, que duró hora y media, se terminó hasta el último fríjol diciendo que estaban muy ricos los fríjoles mágicos.

Varios días despuésestaba con Valeria en el supermercado comprando unas galletas, cuando de pronto ella vio una bolsa de fríjoles comunes. Enseguida la cogió y dijo que eran mágicos. Insistió tanto para que se loscomprara que se tiró al piso haciendo una horrible pataleta, así que no tuve más remedio que llevarlos. Cuando llegamos a casa de Valeria, ella cogió la bolsa de fríjoles y empezó a tirarlos por laventana. Eso me dio tanta rabia que fui rápido a quitarle la bolsa. Cuando le pregunte por qué los botaba a la calle me dijo que quería conocer aquel castillo en el cielo, y por supuesto, a la gallinade los huevos de oro. Un poco perplejo me quede sin palabras. Entonces le dije que ella misma se encargaría de descubrir cuan mágicos eran los fríjoles y que no había necesidad de botarlos por la...
tracking img