Vallejo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3403 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
César Vallejo

En ojos de la intelectualidad internacional liberal y humanista, la Guerra Civil española tiene un significado cuyas ramificaciones se extienden más allá de los acontecimientos bélicos de los años 1936-39.  La Segunda República, el primer gobierno socialista popularmente elegido, ofrecía la esperanza de un nuevo orden, de una sociedad comunal dentro de la cual las antiguascastas, represiones y desigualdades desaparecerían. Hacía siglos que España había dejado de ser la fuerza mundial en el ámbito político y económico; sin embargo, las promesas que brindaba la Segunda República ganaban primero el interés y luego el apoyo ideológico y físico-combativo de todos aquellos de espíritus afines que compartían con España una visión progresista.
En Latinoamérica, losintelectuales miraban más allá de la España conquistadora y del resultante colonialismo cultural, para extender su apoyo al primer intento de “hispanizar” el marxismo (Paoli, 34), así que no es de extrañar que contribuyeran a los esfuerzos republicanos las voces literarias sudamericanas de César Vallejo y Pablo Neruda.  Los dos experimentaron de cerca la destrucción física, psicológica y sociológica que larebelión franquista provocó, y ambos sintieron la necesidad, aun la responsabilidad, de relatarlas.  Los resultantes volúmenes, el España, aparte de mi este cáliz, de Vallejo (1937), y el España en el corazón de Neruda (1938), presentan al lector una multiplicidad de hechos, imágenes, visiones y mensajes que comparten la simpatía por la República, la esperanza (se escribieron y publicaron los doslibros antes del fin de la guerra), y el anhelo de universalizar la lucha.  En esta investigación me propongo a examinar los puntos de contacto y las diferencias en la presentación de Vallejo y Neruda de la Guerra Civil española.
Ninguno de los poetas se empeña en darnos una cronología exacta de los sucesos de la guerra, de allí la propensión de no incluir ni las fechas, ni de ofrecer unatrayectoria referencial del desarrollo de la guerra.  Eso no quiere decir que las obras prescindan de hechos concretos.  El país que se pinta es obviamente España; ni Vallejo ni Neruda acuden a los trucos alegóricos de “érase una vez un país lejano…” con vagas alusiones referenciales que aluden a una concreción geográfica.  Ambos hacen referencias a ciudades específicas, en particular a Madrid, Guernica,y Málaga; mas es Neruda quien más especifica los sucesos.  Este último hace referencia dos veces a fechas [Julio 1936, y 1937, ambos en referencia a acontecimientos en Madrid) y tiende a citar más lugares geográficos, creando una lista de 125 ciudades y pueblos representativos de “Como era España.”
La Guerra Civil es el motivo y el fondo de la producción poética de los dos poetas y figura deforma general o específica en todos los poemas.  Podemos trazar un esquema de imágenes, actos y símbolos a los cuales recurren Vallejo y Neruda.  En sus páginas abundan la sangre, los gritos, las matanzas, las heridas y el polvo/la pólvora, que representan la destrucción de vidas, propiedades, instituciones y tradiciones.  Vallejo muestra cierta preferencia por el cadáver, el cual aparece en siete delos quince poemas del volumen y puede ser considerado como “protagonista principal” de cuatro.  El cadáver puede representar los restos mortales de un combatiente republicano o la esperanza apagada, pero no del todo exterminada (como no se ha convertido en esqueleto), o la España abatida que yace mientras cobra fuerza para levantarse de nuevo (la resurreccíon que aparece con bastante frecuenciacomo motivo en ambos libros).
Neruda se inclina por un símbolo menos macabre y más flexible—el silencio/lo silenciado.  Emplea la palabra silencio once veces, pero hay variantes de contexto y referente.  Presenciamos el silencio agobiante del Madrid (o de toda España) recién bombardeado, cuyo “silencio de amanecer” indica a la par la muerte y la esperanza (“Madrid 1936”).  Los silencios citados...
tracking img