Valoración en cuba de la herencia filosófica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 64 (15876 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La valoración en Cuba de la herencia filosófica cubana y latinoamericana.
Pablo Guadarrama González.
Profesor Titular de la Cátedra de Pensamiento Latinoamericano. Universidad Central de las Villas. Santa Clara. Cuba.


La filosofía en Cuba, al igual que en el resto de los países latinoamericanos, se cultivó desde la época colonial, en el reducido espacioque la Iglesia católica le permitía. Aunque es cierto que a partir del siglo XIX aparecen otras instituciones y posibilidades para el cultivo de la filosofía, aún en esa época el control ideológico del catolicismo es férreo en las últimas colonias españolas en América.
La escolástica no constituía la mejor vía para que la reflexión filosófica alcanzara el vuelo teórico más elevado eindependiente.
Ya desde el siglo XVI en el seno de algunos colegios religiosos de las primeras villas, además de Santiago de Cuba y La Habana, el cultivo de la filosofía alcanzó cierto desarrollo(1).
Posteriormente, en especial a partir de mediados del siglo XVIII, la filosofía en la Isla intentó acoplarse gradualmente al espíritu del pensamiento moderno (2). Sin embargo, en laUniversidad de La Habana el conservadurismo frenó estas intenciones hasta avanzado el siglo XIX.
Los tres principales pilares de la filosofía de la ilustración en Cuba, José Agustín Caballero, Félix Varela y José de la Luz y Caballero, se convirtieron de forma diferenciada en los principales promotores de la emancipación respecto a la rémora escolástica. También ellos hicieron posible que laproducción filosófica cubana alcanzara su mayoría de edad y lograra considerable prestigio en otros países latinoamericanos.
El grado de reconocimiento intelectual de estos pensadores cubanos, a quienes ya desde temprano se les consideró verdaderos filósofos, como lo revela el discurso pronunciado por José Manuel Mestre en 1861, De la filosofía en la Habana (3), no se limitó al ámbito nacional.Este hecho se apreció especialmente en el eco que encontró fuera del país la polémica de José de la Luz y Caballero frente a los defensores en Cuba del eclecticismo de Cousin .
De igual modo Enrique José Varona trascendió a otros países por sus Conferencias filosóficas que sobre lógica, ética y psicología pronunció y publicó en la década del ochenta. Una mayor trascendencia por su profundidady carácter versátil encontró desde temprano la amplia obra de José Martí.
El hecho indiscutible de la reputación filosófica de estos pensadores cubanos del siglo XIX, al igual que Andrés Bello, Juan Montalvo, Eugenio María de Hostos, José Domingo Sarmiento, etc. , ponen en duda la comúnmente aceptada afirmación de que como patriarcas(4) de la filosofía latinoamericana sean solamenteconsiderados los pensadores integrantes de la primera generación que aflora con el nacimiento del siglo XX, entre ellos, José Vasconcelos, Antonio Caso, Carlos Vaz Ferreira, Alejandro Korn, Alejandro Deústua, Enrique Molina, etc.
Este criterio tan estrecho injustamente subestima los aportes a la vida filosófica de aquellos pensadores latinoamericanos anteriores a dicha generación.
Lapreocupación por destacar la herencia filosófica cubana estuvo presente desde mediados del siglo pasado no solo en José Manuel Mestre. También en Enrique José Varona, Antonio Bachiller y Morales, Manuel Sanguily y especialmente en José Martí
Sin embargo, ninguno de ellos se planteó la cuestión en el sentido y con la intención con que Alberdi demandó la conformación de una filosofía americanao latinoamericana.
Los pensadores cubanos tenían clara conciencia de que la formulación de sus ideas filosóficas no se producía de manera descontextualizada. En todo momento insistieron en la necesidad de que la vida intelectual de los países latinoamericanos , y en particular de Cuba, - que aun no había logrado su independencia de España -, tuviese un grado de compromiso político social en...
tracking img