Valores cristiano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2111 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
VALORES CRISTIANOS Y LA MORALIDAD

Para que comprendas lo que queremos decirte en este estudio, lo primero que tenemos que saber es el significado de las palabras valores y moralidad. Un valor es un principio que usted considera importante. La moral abarca "los principios del bien o del mal; una norma de conducta; el conformarse a una de lo que es bueno o malo." Los valores y la moralidad estánentretejidos de modo inextricable. La conducta moral es una manifestación de nuestros valores. Los valores cristianos son esenciales para la moralidad que agrada a Dios, es por eso que debemos comprender la relación que existe entre valores y moralidad y vivir conforme a los valores cristianos, establecidos en la Palabra de Dios. Actualmente vivimos en un mundo que se burla de la moralidad y delos valores bíblicos. A menudo se ridiculiza a los creyentes que tratan de vivir conforme a la norma que establece la Palabra de Dios, y se dice que no están en contacto con la sociedad moderna. Dios sigue exigiendo de sus criaturas una conducta piadosa. En la Palabra de Dios podemos aprender a llevar una santa manera de vivir no sólo por lo que no hacemos, sino también por lo que hacemos. EnIsaías 5:20-23, podemos ver como los valores censurables corrompen la moral y la sociedad. Comienza este capítulo con una parábola en la cual se nos explica el hecho de cómo, Dios, esperando que la viña diera uvas dulces, dio uvas silvestres o agrias. El señor de la viña la había podado, la había limpiado, levantó vallado, para el enemigo no la dañara y con todo y eso, no resultó lo que él esperaba. La advertencia fue que si Israel no se arrepentía y volvía al Señor, Dios destruiría el vallado que protegía a la nación y los enemigos podrían entrar a sus ciudades y destruirla. Isaías se entristeció porque la pérdida de los valores espirituales de su pueblo era la causa del juicio que Dios estaba enviando. Es muy importante saber que la formación de los valores está influida por los padres,las amistades, la escuela, la sociedad y la religión. Esas personas e instituciones nos ayudan a determinar lo que consideramos bueno y malo. La Palabra de Dios deber ser la influencia más importante en ayudarnos a determinar los valores por los cuales hemos de vivir. El pueblo de Israel así como el pueblo actual esta ocupado siguiendo sus propios planes. Tanto ellos como nosotros creemos que essuficiente nuestra sabiduría y que no necesitamos la ayuda ni la dirección de Dios. Esto es un error grande. La misma Palabra de Dios nos dice que el principio de la sabiduría es el temor a Jehová. No podemos hacernos sabios en nuestra propia opinión, pues así lo que hacemos es hacernos necios. Isaías veía como aquel pueblo se desviaba de sus valores por causa del alcohol. A muchos de los israelitasse les consideraba héroes por su fama de beber vino y otros licores. Es lamentable ver como en nuestros tiempos, también surge esta desviación, tanto viejos, jóvenes y hasta niños, van cayendo en los efectos devastadores que el consumo del alcohol ha tenido en las sociedades. Tras esta situación vienen otros problemas más como: los problemas familiares, la muerte y las inquietudes sociales. Loscreyentes deben proteger su vida de los efectos del alcohol negándose a ingerir alcohol o cualquier otra droga. Para nosotros los creyentes no puede existir la llamada "moderación". La Palabra de Dios nos ordena que no podemos ingerir alcohol o cualquier otra droga. No importa el lugar o el país donde estemos

viviendo. No importa las costumbres del pueblo, los cristianos somos otro pueblo que nopertenecemos a este mundo, somos del reino celestial y tenemos que guardarnos de contaminación de todos estos vicios, pues nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo. A través de las Escrituras vemos como Dios se ha revelado a sus criaturas, pero algunos no quieren vivir para Dios. Prefieren apartarse de Dios y vivir a su antojo, haciendo toda suerte de pecado. En Romanos 1:29-31, Pablo...
tracking img