Vampiros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5787 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vampiros El artículo que a continuación transcribo está tomado del Dictionaire Infernal, editado en París en 1865. El Dictionaire es un libro hermoso, con muchos grabados y artículos, que hablan de demonios, magia y otros menesteres sobrenaturales. Me interesó la sección sobre vampiros por tratarse de una recopilación de creencias anteriores a la masificación y consiguiente homogeneización delmito. Por ser incapaz de leer francés tuve que esperar pacientemente hasta que alguien de buena voluntad, que resultó ser don Mayén Gajardo (a quien agradezco sinceramente), se dio el trabajo de hacer una traducción. Ésta se hizo en tiempo real, leyendo y grabando, así que el resultado es un texto comprensible, pero no muy depurado. Espero poder presentarlo en poco tiempo en un españl algo mejor.Mientras tanto, pongo el texto aquí a disposición de los interesados. Ojo para quienes estudien en la Universidad Austral, en la bella ciudad de Valdivia: el Dictionaire está disponible en el área de referencia; es uno de los libros de la biblioteca del gran Luis Oyarzún, donada a la UACH en forma póstuma.

-------------------------------------------------------------------------------Lo másnotable en las historias de vampiros, es que han compartido con los filósofos -esos otros demonios- el honor de asombrar y confundir al siglo XVIII; han horrorizado la Lorena, la Prusia, la Silesia, Polonia, Austria, Rusia, la Bohemia, y todo el norte de Europa. Cada siglo, es cierto, ha tenido sus modas; cada país, como lo observa el señor Calmet, ha tenido sus prevenciones y sus enfermedades. Perolos vampiros no han aparecido con todo su esplendor en los siglos bárbaros y en los pueblos salvajes: se han mostrado en el siglo de Diderot y Voltaire, en la Europa que se decía ya civilizada. Se ha dado el nombre de upiers oupires, y más generalmente de vampiros en Occidente, de bruculaques (vroucolacas) en Moreé, y de katahanés en Ceilán, a los hombres muertos y enterrados que después de muchosaños, o al menos después de muchos días, volvían en cuerpo y alma, hablaban, caminaban, infestaban las aldeas, maltrataban a hombres y a los animales, y sobre todo, chupaban la sangre de sus prójimos, los agotaban y les producían la muerte {esta es la definición que da el R.P. Calmet}. No era posible librarse de sus visitas peligrosas y de sus infestaciones mas que cuando se les exhumaba, se lesempalaba, se les cortaba la cabeza, se les arrancaba el corazón o se les quemaba. Los que morían chupados se transformaban habitualmente en vampiros a su vez. Los diarios públicos de Francia y de Holanda hablan, en 1693 y 1694, de vampiros que aparecían en Polonia, y sobre todo en Rusia. Se ve en el Mercure Galant de esos años que era una opinión muy común en los pueblos que los vampiros aparecíandespués del mediodía y hasta la medianoche; que chupaban la sangre de los hombres y de los animales vivos con tanta avidez que a menudo esa sangre les salía por la boca, por las narices, y por las orejas, y algunas veces, lo que es aún más duro, sus cadáveres nadaban en la sangre en el fondo de sus ataúdes. Se decía que estos vampiros, como tenían continuamente gran apetito, comían también la ropaque se encontraba alrededor de ellos. Se agrega que, saliendo de sus tumbas, se iban en la noche a abrazar violentamente a sus parientes o a sus amigos, y que chupaban la sangre apretándoles la garganta, para impedirles que gritaran. Los que eran chupados se debilitaban de tal modo que morían casi de inmediato. Las persecuciones no se dirigían a una persona solamente: se extendían también de unvampiro hasta el último de la familia o de la aldea, a menos que se interrumpiera el curso cortando la cabeza o perforando el corazón de un vampiro, cuando se encontraba el cadáver blando, flexible, pero fresco, aunque muerto hacía mucho tiempo. Como salía de sus cuerpos una gran cantidad de sangre, algunos la mezclaban con harina para hacer pan: ellos pretendían que comiendo ese pan se podían...
tracking img