Vampyr

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 729 (182056 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO 1

EL INTERNADO Susana Strossner llegó al internado el último día del que parecía haber sido el octubre más largo de mi estadía en Sainte-Marie. No había parado de llover en dos semanas y el árbol que solía contemplar cada vez que estaba sola en mi habitación se había caído a causa de la borrasca de la noche anterior. Era un árbol formidable que no perdía su denso follaje durante elinvierno y parecía quedar solo, presidiendo la colina a medida que el año avanzaba. Siempre se lo veía hermoso e imponente, y yo fantaseaba con subir a lo alto de su copa para ver más allá de bosque que nos separaba del resto del mundo. La madrugada en que cayó a tierra se proclamaba un chubasco aún peor que

los de los días anteriores; la lluvia azotaba las piedras con tanta inclemencia quetemí que se rompiera el ventanal. Como no albergaba la esperanza de tener un poco más de claridad a causa del mal tiempo, volví a encender la lámpara de aceite que había dejado al pie del tocador. Era mi cumpleaños y tenía un mal presentimiento. Por más que pensé que tal vez el agua y el jabón perfumado se llevarían los regazos de una noche llena de sueños intranquilos, no podía desprenderme de lasensación de que algo andaba mal. Me había levantado una hora antes del llamado y faltaba todavía bastante para que saliera el sol. En vista del desasosiego que sentía, empecé a pasearme por la estancia, persiguiendo mi propia sombra. No se que me hizo asomarme por la ventana. Tal vez

escuche con el alma el llamado de auxilio del árbol a través del fragor que la ventisca provocaba. Los techosde la edificación bajo el granizo, y el eco de los truenos recorrían los pasillos adyacentes a mi habitación. Hice la pesada cortina a un lado y quede poco menos que estupefacta frente al espectáculo que ofrecía semejante tormenta: el negro del cielo era surcado a intervalos cada vez más cortos por un rayo incandescente y la vegetación había quedado sumida en la danza desenfrenada de las corrientesdel norte. Las montañas se recortaban contra el horizonte con la intermitente claridad de las centellas. Agua y más agua caía, y lo hacia descargando todas las emociones acumuladas de los amotinados nubarrones. Aun no se cuento tiempo estuve allí de pie, tal vez siendo la única

espectadora de aquella sinfonía de ira celestial, pero podría haber transcurrido una hora o u minuto. Cuando másfuriosa rugía la naturaleza, logrando demostrarme cuan inconsecuente era mi existencia en comparación con su poderío, todo cesó. El agua, el viento y los truenos quedaron suspendidos y reino el silencio. No se oía el crujir de una hoja ni el tintineo de una gotera solitaria. Una niebla espesa comenzó a deslizarse serpentinamente desde el espacio que se dibujaba entre las dos cumbres mas empinadas quehabía frente a mi ventana y escuche la insinuación de un galopar en la distancia. La cascada de niebla alcanzo mi árbol en un abrir y cerrar de ojos, cerniéndose a su alrededor con la forma de una mano blanquecina dedos largos y huesudos. En el momento en que los dedos de bruma se cerraron sobre el árbol, la tempestad se reanudo y no pude

ver nada más durante algunos minutos. Ya se anunciabael alba. Las imágenes que la precedieron estarían grabadas en mi memoria para siempre: un relámpago ilumino la colina donde había visto el árbol quedar envuelto en un blanco sudario. La tierra había quedado levantada y mi magnifico amigo había quedado de su trono. Como una pieza de ajedrez, yacía tirado sobre le fango con las enormes raíces expuestas, sin la dignidad que su muerte le merecía.Quise gritar, pero me faltó la voz. Me lleve los dedos a la garganta y tuve la escalofriante impresión de que una maldición se anunciaba. El agua teñida de tierra rojiza rodo colina abajo hasta los escalones empedrados, pareciendo mancharlos con la sangre del rey del bosque. Había amanecido, pero la claridad del sol no podía haber disipado la oscuridad que había caído sobre nuestras vidas. Note que...
tracking img