Vargas llosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6225 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA REVOLUCIÓN SILENCIOSA
1 LOS economistas cuentan mejores historias que los novelistas. La que cuenta Hernando de Soto en El otro sendero, un exhaustivo estudio, en el Perú, de la economía informal -llamada en otras partes economía negra o escondida- alumbra con luz nueva la realidad del subdesarrollo y destruye mitos y prejuicios que pasaban por verdades científicas respecto a los pobres deltercer mundo. Según su investigación, la raíz de la miseria y el atraso en el mundo subdesarrollado es la naturaleza discriminadora del Estado, ente que prefiere distribuir a producir riqueza y que legisla y gobierna en favor de pequeñas minorías, a la vez que impide el acceso a la producción de las mayorías. Los pobres, hartos de vivir en la marginalidad, de las migajas de un sistema que losexcluye, se han puesto a trabajar fuera de él, desconociendo sus leyes, y, al hacerlo, están revolucionando los cimientos de la sociedad. Según Hernando de Soto, la revolución de los pobres está en marcha, sí, en el Perú y otros países del tercer mundo. Pero no se trata de la revolución marxista sino de la revolución liberal. El optimismo con que Hernando de Soto encara el futuro del Perú y del restode América Latina nunca ha dejado de asombrarme. Lo conozco bien y sé que no es alguien que confunda fácilmente el sueño con la realidad. Que viva y trabaje en el Perú -adonde regresó, renunciando a un trabajo de alto nivel en el extranjero- es la mejor demostración de su fe en el porvenir de su país. En estos últimos años, cada vez que los sucesos del Perú -el terrorismo, por ejemplo, o eldeterioro brutal de su economía- parecía precipitarlo a una crisis sin salida, solía llamarlo: “¿Tienes algún remedio para levantarme la moral, con lo que está sucediendo?” Su receta era un paseo por el submundo de la ‘informalidad’ limeña, que él conoce como la palma de su mano. Y, es cierto, al cruzar las endebles fachadas que, en los barrios marginales, disimulan las hilanderías, las fábricas dezapatos, muebles o electro-domésticos, los abigarrados mercados informales o las calles del centro convertidas, por los ambulantes, en un gigantesco bazar de las Mil y una Noches, donde a diario se realizan transacciones por sumas exorbitantes, era difícil no sentirse contagiado por el dinamismo del espectáculo. Muchas de estas personas no sabían leer y algunas andaban sin zapatos. Pero ahí estaban,diligentes, dando la pelea contra el hambre, sin sentirse derrotados por las malas noticias de los periódicos. Su historia, desde que abandonaron sus aldeas y sus montañas, se repite casi sin variantes en toda América Latina. Hernando de Soto la resume así: “Cuando estos pobres bajaron a las ciudades, expulsados de sus tierras por la sequía, las inundaciones, la sobrepoblación y la declinación de laagricultura, encontraron que el sistema imperante les cerraba las puertas. Entonces, pa-

A VECES,

MARIO VARGAS LLOSA
ra sobrevivir, se inventaron fuentes de trabajo, al margen de la ley. Carecían de capital y de formación técnica; no podían obtener creditos ni operar bajo la protección de un seguro, ni de la policía, ni de los jueces, y sabían que su negocio estaría siempre amenazado portoda clase de riesgos. Sólo contaban con su voluntad, su imaginación y sus brazos. Y, como lo muestra El otro sendero, no lo han hecho nada mal.” Cuando expone esta tesis, Hernando de Soto pierde algo de su mesura habitual y se apasiona: es un tema que le llega al corazón y al que investiga obsesivamente hace seis años. “Cuando se habla de economía informal se piensa en un problema, dice. Y sedeplora la existencia de esos empresarios y vendedores cuyas industrias y tiendas no están registradas, no pagan impuestos y no se rigen por las leyes y pactos vigentes. Se los considera competidores desleales de las empresas que operan en la legalidad y hasta traidores a la Nación, pues, al evadir impuestos, privan al Estado de recursos para atender las necesidades sociales y realizar obras de...
tracking img