Vargas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (801 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Guía de lectura
“Hijo de Ladrón”
(Manuel Rojas)

Nombre: Raimundo Gerhard.
Curso: 4º medio.
Profesor: Juan Vargas.

Descripción de personajes.

Aniceto Hevia hijo: Físicamente era un hombreflaco, de pelo negro, orejas regulares y de frente estrecha. Por su tipo de vida había sufrido mucho, esto lo hizo fuerte y tímido, a pesar de eso era un hombre esforzado.
-“Tiene ojos oscuros,orejas de regular tamaño, pelo negro, flaco y de frente estrecha.”

Antonio: Policía amable que ayuda a Aniceto cuando es llevado a la cárcel para ver a su padre. Era un hombre pequeño y flaco, cejaslargas y canosas, tenía ojos azules.
-“Viejecillo pequeño y delgado sus cejas eran quizá tan largas y tan canosas como sus bigotes y unos ojos azules.”

Nicolás: Amigo de Aniceto (padre). Poseía unapresentación impecable, tenia la piel clara, los ojos azules, el pelo y un bigote rubio, su ropa y zapatos parecían nuevos, una postura y desenvolvimiento inigualables. Era un buen amigo.
-“Parecíarecién hecho, recién hecho su rosado cutis, su bigote rubio, sus ojos azules, su ropa, sus zapatos.”
-“Me llamo Nicolás /…/ soy amigo de su marido y he sido alguna vez su compañero. Saldrá pronto enlibertad, no se aflija”, y se fue, y dejó sobre la mesa un paquete de billetes.”

Alfredo: Su apariencia era realmente decrepita, pálido y delgado, sus ojos, boca, su bigote largo, fino y de oscurocolor contribuían a esta imagen. Luego tuvo una apariencia más enérgica y estaba perfectamente vestido. Era un hombre misterioso, callado y sumiso.
-“Parecía que no había en el cuarto, en la casa, enla ciudad, en la república, aire suficiente para sus pulmones, que trabajaban a toda presión, obligándole a abrir la boca, ya que la nariz no le era bastante. Los ojos, muy abiertos, mirabanfijamente; sus bigotes, largos, negros y finos, daban a su boca entreabierta una obscura expresión, y sus manos, pálidas y delgadas, que colocó con desmayo sobre las sábanas, parecían incapaces ya de...
tracking img