Variados

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7183 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Individuo, sociedad y lengua
Jorge Luis Porras Cruz
I. Funciones de la lengua

En un conocido pasaje de la famosa comedia El burgués gentilhombre, de Moliere (1622-1673), el protagonista, M. Jourdain, nuevo rico ansioso de ascender en' la escala social, descubre que ha vivido más de cuarenta años hablando en prosa sin saberlo. Indudablemente, son muchos los que, como el personaje deMoliére, ignoran que hablan en prosa. Por lo menos, M. Jourdain llegó a enterarse de la verdad, aunque un poco tarde...
La cuestión, sin embargo, es mucho más transcendental. No se trata de saber que se habla en prosa y no en verso. Tal descubrimiento carece de importancia. El verdadero problema es otro y puede formularse así: ¿tenemos conciencia de esa lengua, usada unas veces en prosa, para la vidadiaria, otras —también en prosa— con otros fines, y que empleamos asimismo en la poesía? La respuesta obvia es que en la generalidad de los hablantes en todo idioma esa conciencia no existe. ¿Por qué?
El ser humano dispone de unos cuantos sistemas orgánicos sin los cuales no puede vivir: el sistema respiratorio, el digestivo, etc. La lengua también es un sistema, no orgánico, aunque movilizala cooperación de ciertos órganos, sino cultural, social, de tipo simbólico, que el hombre necesita para poder subsistir organizado en grupos: comunidad, nación, conjunto de países vinculados por el mismo idioma... Ahora bien, sólo nos hacemos conscientes de que nuestro cuerpo posee un sistema orgánico determinado —respiratorio, digestivo, el que fuere—, cuando éste sufre trastornos en sufuncionamiento normal. Entonces recordamos que tenemos pulmones, estomago, corazón... En parte, transferimos esta inconsciencia al plano de la lengua: llegamos o conceptuarla como si fuera un sistema orgánico más, cuya realidad funcionamiento se dan por sentado. En otras palabras, sólo contadas personas llegan a plantearse el problema de sus relaciones con la lengua vernácula precisamente comoproblema... Para la mayoría de los hablantes, su idioma es simplemente un instrumento útil.

El tener conciencia de lo que es y vale la lengua —punto de partida indispensable para saber usarla eficazmente en las diversas circunstancias de la vida— no puede separarse del conocimiento de las funciones que desempeña y que le confieren categoría de hecho humano básico. Pensemos cn algunas de esasfunciones.

Podríamos distinguir dos clases de funciones de la lengua: las individuales y las sociales. Esto no debe entenderse, desde luego, en el sentido de que el individuo y la sociedad son realidades independientes la uña de la otra. El individuo completamente divorciado de la sociedad es un producto de la fantasea. Aun Robinson Crusoe, en la isla desierta, pensaba y sentia como inglés; era, porlo tanto, una prolongación de su Inglaterra natal en aquella tierra lejana. Y, por otro lado, resulta del mismo modo inconcebible una sociedad que no esté formada por individuos.
El individuo, es, fundamentalmente, un heredero. Cuando nace, ingresa en una sociedad que no ha contribuido a crear, y usufructúa en su desarrollo una serie de instituciones sociales —la lengua vernácula, la familia,la escuela, el Estado, la economía, la religión y otras más— que ya existían. Poco a poco va aprendiendo a usar esa rica herencia social, la va entendiendo. Tal adquisición y tal aprendizaje se realizan sobre todo a través del idioma vernáculo. Este es, por consiguiente, el medio más seguro con que contamos para que el proceso de progresiva socialización del individuo se logre.
No siempre nosresignamos, sin embargo, a ser simples herederos. Recibimos, sí, pero normalmente aspiramos a dar también, y a veces, incluso a crear algo que enriquezca la herencia social. Pero, ¿cómo podríamos satisfacer nuestras aspiraciones si no poseyéramos un sistema de comunicación y expresión como la lengua, que al facilitar cotidianamente el uso del repertorio de hábitos que llamamos vida –porque nos...
tracking img