Variedad de cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 177 (44170 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS CUENTOS DE EVA LUNA
Boca de sapo
Todo sucede en la región sur y a todo mundo le va mal. Hermelinda, es la mujer que a todos ofrece consuelo. Había escogido este oficio pues le gustaban casi todos los hombres en general y muchos en particular. Nadie salía decepcionado de sus abrazos y caricias. Los obreros y trabajadores la adoraban por su buen humor y buena disposición ya que a menudo, sele veía haciendo caldos de gallina o cosiendo calcetines. Todas las necesidades de aquellos hombres tristes y sin futuro se veían recompensadas por los cuidados y atenciones de Hermelinda quien además, se las ingeniaba para hacer del coito, una especie de juego infantil cuya variedad era capaz de deleitar hasta los gustos más extremos. Uno de esos juegos, conocido como el sapo –especie derayuela- tenía como premio dos horas efectivas con Hermelinda. Como siempre, toda tranquilidad se ve amenazada con la aparición de un nuevo personaje: Pablo quien para sorpresa de todos, se gano las dos horas con Hermelinda en el juego del sapo. Muchos sospecharon que la anfitriona había ayudado de alguna manera al extranjero pues le había gustado desde un principio. Ante la algarabía y festejo de todos,Pablo y Hermelinda se adentraron en los aposentos de la segunda para salir no en dos horas sino hasta el día siguiente.
Pablo había llegado al sur motivado por los rumores de aquella mujer capaz de hacer feliz a cualquier hombre bajo cualquier circunstancia. Había decidido conocerla bajo cualquier precio y ahora se encontraba con ella. Convencido de que no valía la pena conocer tan estupendamujer para luego dejarla, planeó la manera de quedarse con ella. Cuando la pareja salió, todos presenciaron como sin decir palabra, pero con una eterna sonrisa en Hermelinda, montaron a caballo y se alejaron de ahí. Varios juegos fueron instalados en el lugar para combatir el tedio de los trabajadores, juegos que nunca fueron usados.
El oro de Tomás Vargas
Tomás Vargas fue un hombre mezquino,avaro, parrandero y mujeriego a más no poder. Su mujer, Antonia Sierra, era de menor edad pero su cuerpo había sido malgastado por numerosos partos y abortos. Todo el pueblo de Agua Santa le temía por violento salvo el dueño del almacén, un árabe de nombre Riad Halabí y la maestra Inés. Antonia Sierra había soportado todas las humillaciones que su marido era capaz de proporcionarle, incluso el tenerque recibir a una concubina de nombre Concha Díaz quien llegó al pueblo con la barriga llena de un ser y el corazón destrozado por el seductor. Al principio Antonia se negó a tal descrédito pero con el paso del tiempo llegó a tener compasión por la asustada Concha. Conforme avanzaba el embarazo y el esqueleto de la madre se hacía más evidente, Antonia procuró ayudarla –apoyada en el turco Riad yla maestra Inés- a llevar a buen termino su embarazo. Llegado el día del parto, Tomás se fingió más borracho que de costumbre y así evitar desenterrar el tesoro del que tanto alardeaba. El turco ayudó a Antonia y a Concha por lo que el bebé fue bautizado con su nombre. Pasados unos días, Tomás se dispuso a exigirle a Concha compañía cuando fue interceptado por Antonia quien por primera vez en suvida se opuso a que su marido haga su capricho. Concha secundó la indignación de su protectora por lo que Tomás sintió desventaja y se fue lanzando blasfemias en contra de las mujeres.
Entonces, ante la inminente alianza de su esposa y concubina, Tomás busco un nuevo entretenimiento que encontró en las apuestas.
La miseria en su casa aumentaba conforme Tomás se sentía más osado y con el deseode ganar fortuna de golpe.
Tomás se enfrentó con un teniente y ganó. Éste le exigió la revancha sólo que la apuesta había aumentado considerablemente. Tomás perdió esta vez. Pálido y sin fuerzas guió a todo el pueblo al lugar donde guardaba su tesoro. No lo encontró. El teniente comenzó a golpear a Tomás pero este fue protegido por el turco alegando que nada se resolvía a golpes. Ni Antonia ni...
tracking img