Varios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2143 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La derrota que ganó una guerra
Domingo 8 de febrero de 1998 | Publicado en edición impresa 
Comentá (0)
Compartir

CORRIA 1967 y los norteamericanos estaban empezando a mirar con desconfianza su aventura en Vietnam. Durante ese año, sin embargo, los partes de guerra que se dieron a conocer a la opinión pública del país no podían ser más alentadores. El general William Westmoreland (veteranode la Segunda Guerra Mundial y de la guerra de Corea) era el comandante supremo de las tropas enviadas por los Estados Unidos a ese distante escenario bélico, y había golpeado duro a los comunistas.
Rutinariamente, el secretario de Defensa, Robert Mac Namara, suministraba a la prensa su macabro "recuento de cuerpos" (siempre desfavorable a los comunistas), que daba la impresión a la opiniónpública norteamericana de que los comunistas no podían seguir perdiendo indefinidamente ese número de hombres, ni siquiera devolver los golpes recibidos.
Un profesor de historia
Frente a la determinación de Westmoreland se levantaba la proverbial astucia del general Vo Nguyen Giap, comandante en jefe y ministro de Defensa de Vietnam del Norte. Giap, un profesor de historia nacido en 1912, habíasido artífice de la derrota francesa en Dien Bien Phu.
Desde mediados de 1967, Giap, junto al líder Ho Chi Minh, venía planeando otra clase de ofensiva, con objetivos tan claros como contundentes: provocar una insurrección popular en el Sur y desacreditar de manera brutal la creencia difundida por los mandos norteamericanos de que los comunistas estaban perdiendo la guerra y que no podían retomarla iniciativa. El último objetivo, y no el menos importante, estaba dirigido a influenciar a la opinión pública norteamericana, que en 1968 enfrentaba un año electoral de renovación presidencial.
La gran ofensiva comunista tuvo un sagaz paso previo cuando Giap dispuso un violento ataque hacia el Norte, sobre la posición fortificada de Khe Sanh, (en enero de 1968). Así obligó al generalWestmoreland a enviar tropas al lugar, retirándolas de ciudades del Sur, que quedaron desprotegidas.
El Tet
Giap y su comando escogieron con cuidado especial la ocasión del ataque y eligieron para ello la celebración del Tet de enero de 1968. La fiesta del Tet (comienzos del año nuevo lunar) era celebrada a lo largo de tres días a fines de enero. Era ocasión de reunirse las familias dispersas, así quehabía gente en tránsito hacia las ciudades.
La fiesta, que se celebraba con fuegos artificiales, brindaba un marco ideal para una infiltración guerrillera en gran escala en todas las ciudades del Sur. Giap, además, contaba con que muchos oficiales del ejército survietnamita estarían también de licencia y con la guardia baja por las celebraciones. Durante toda la guerra se había hecho costumbreestablecer una tregua informal durante el Tet.
La ofensiva, entonces, y salvo medidas de último momento que pudiera ordenar Westmoreland, alertado de que algo grande se tramaba (aunque nunca se imaginó de qué magnitud), podía contar a su favor con el efecto sorpresa.
Demasiados funerales
La infiltración de las guerrillas del Vietcong y de los efectivos del ejército norvietnamita en Saigón yen el resto de los blancos de la ofensiva del Tet se realizó con precisión de relojería.
En las primeras horas de la madrugada del 31 de enero de 1968, estalló el infierno. En medio de las celebraciones no llamaron la atención las partidas demasiado organizadas de gente que se reunía súbitamente en las esquinas de las principales ciudades del Sur, Saigón incluida. Los soldados comunistas entrabanen las poblaciones vestidos de civil, disfrazados de paisanos que llegaban a pasar las fiestas junto a sus familias. No transportaban ningún elemento sospechoso que pudiera llamar la atención o atraer la curiosidad sobre ellos.
¿Y las armas? Habían sido transportadas en bultos de ropa, o en el fondo de los inocentes cestos de los vendedores callejeros de comida. Si se hubiera llevado la...
tracking img