Varios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (500 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Temor

Atónito, ante los zumbidos que el viento producía, cuando chocaba contra las casas o cuando se deslizaba entre las ramas de los árboles, meditaba sobre aquella noche fría y nublada querevelaba en el camino, la soledad de los pasos ya vividos, los que recorrieron e ignoraron todo movimiento cercano, limitándose a la acción de caminar. Así de aturdido y sumergido en ese espesor de laoscuridad, dirigía su andar hacia el llamado hogar, sin olvidar el tormento de sus pensamientos y todos esos minúsculos sonidos que aumentaban su delirio.
Mientras avanzaba por esa calle solitaria,cada silencio atormentaba su cuerpo, más que esos estruendosos gritos del paisaje de cemento mezclados con lo natural. Pero no solo andaba y escuchaba, sus ojos recorrían todo espacio y se estremecíapor el miedo agobiante que le producía la situación, aún más, el latido de su corazón junto con su respiración se volvían más profundos y veloces, entrelazándose al ritmo de sus pasos que acelerabantoda trayectoria.
En ese proceso de conmoción varias siluetas iban tomando forma, apareciendo lentas hacia los costados de su cuerpo y sigilosamente avanzaban poco a poco hacia él. Tan inesperadas ycautelosas se mostraban, que el miedo ya no era miedo, sino terror, y el delirio se pronunciaba diciendo finamente desde su interior “alguien te sigue”. Lo siente en el aire, por aquel vientoentrecortado que no se pronuncia con la misma intensidad en su dorso, debido a otro cuerpo entrometiéndose en el camino ya resuelto, provocando un correr helado por sus venas, agitadas por la intensidad delbombeo tormentoso de su corazón. Su percepción se agudiza y el sentido del tacto anuncia que son varios los que se amortiguan y juntan atrás de él. Resopla su respiración y siente su aliento tibio en elcuello. Ya no es el viento frío quien lo sigue.
Continúan cada vez más rápidas las palpitaciones de su corazón, tanto que retumban no solo en su cuerpo sino en la calle, confundiéndose en medio de...
tracking img