Vdvd

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 159 (39688 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL VIRGEN Y LA CHICA ARREGLADORA 225
De pronto toda la escena cambió en aquella habitación del exorcismo, como una experiencia de teatro misteriosa y especializada donde, en pocos segundos, los actores principales cambian de vestuario y de roles, y el escenario es cambiado en ruedas invisibles, lo de atrás hacia adelante, al revés, de adentro hacia afuera, produciendo un caleidoscopio decambios que hace a todos parpadear incrédulos. En cierto momento, el Padre Gerald, el exorcista, se inclinó sobre el poseído, Richard/Rita*, quien había hundido sus dientes en su propio empeine. En el instante siguiente, el velo en los ojos de Richard/Rita se rompió, derritiéndose en un espeluznante brillo de burla. Verdoso. Los dientes disminuyeron la presión sobre el empeine. La boca se abrió,descubriendo encías y garganta, con la lengua de fuera, estremeciéndose en un chorro de burbujeante espuma gris. Toda la cara estaba surcada con líneas irregulares, cuando Richard/Rita estalló en carcajadas. Grandes embates de burla, escarnio y de risas alegrándose del mal ajeno. Risas brotando desde un vientre de divertido desprecio y odio desdeñoso.
En fracción de segundos Gerald entendió. LaChica-Arregladora, invisible a sus ojos, estaba sobre él, dos garras agarrándolo por su cintura. Sus asistentes oyeron la risa estridente. Siguieron oyendo, pero no pudieron saber la agonía de Gerald. Todo lo que vieron fueron los repentinos y violentos espasmos de Gerald, hacia atrás y hacia adelante “como si su cintura hubiera sido cogida por un roto-martillo”; luego el chirrido al rasgarse su sotana ysus ropas, dejándolo desnudo desde el pecho hasta los tobillos. Después de eso, todos los detalles se les escaparon en medio de las violentas sacudidas y contorsiones de su cuerpo.
Gerald sintió que una garra estaba totalmente hundida en su recto. Otra garra sostenía sus genitales, jalando su escroto lejos de su pene, tirando de él brutalmente. Ambas garras eran rígidas, filosas como el dentadoborde de una lata, hincándose cada vez más hondo, empalándolo. Giró alejándose del sofá donde Richard/Rita yacía riendo, riendo sin parar, pateando al aire y aporreando al sofá con los puños cerrados en ensordecedoras explosiones de regocijo.
Gerald se tambaleó zigzagueando a través del cuarto, doblado como una navaja de muelle y gritos involuntarios brotaban de su garganta. Una garra se mecíahacia atrás y adelante en su interior. Fragmentos de agonía se clavaron y penetraron a través de sus nalgas, vientre e ingle, cuando la carne y las venas, la membrana mucosa y la piel se rompieron y desgarraron irregularmente.
Un olor fétido subió hasta su nariz y hacia atrás de su cabeza. La voz de la Chica Arregladora taladró sus tímpanos sin piedad: “Eres mi puerca. Estoy en ti. Tu jabalí.Mi hocico te está dando la mejor mamada del reino. ¡Suéltate puerca! ¡Abre tus piernas, puerca! Tu jabalí está montando tu carne, abriendo tus pelitos inmaculados. Mi verga está tomando tu virginidad. No eres una chica ¡Pero aún soy el reparador de cada estuche!”
*Richard O. es un transexual. Al hablar de su vida antes de la operación, me referiré a él como Richard O. ó simplemente como Richard.Más tarde, hasta que el exorcismo se completó, me referiré a Richard/Rita. En la conversación, el Padre Gerald con frecuencia se refiere a él como R/R. Con el permiso de Richard O., a lo largo de esta narrativa me hablaré de él con pronombres los pronombres masculinos –a él, de él, con él, él. Hoy en día, el mismo se llama simplemente Richard O.
Gerald se tambaleó en espasmos, tropezando,doblándose, volando en el aire impotente, dejando un delgado rastro de semen, sangre, excremento y gritos, hasta que chocó con fuerza contra la pared y cayó al suelo como un bulto retorcido. La sangre brotó de una delgada y vertical herida que se abrió desde la mitad de su frente hasta su cabello.
Richard/Rita se quedó inmóvil, con la mirada resplandeciente de nuevo. El ataque duró alrededor de tres...
tracking img