Verdades inexploradas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1204 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Verdades inexploradas Cada domingo muy fielmente y sin falta, Helmut va a su pequeña congregación en las afueras de Alemania occidental para dar gracias a “Dios” por su éxito. Sentado en aquella fría silla, escuchando palabras vacías que él nunca entendió, se dedicó a pensar en todo lo que decía esa persona parado en el altar, hablando de un ente inmaterial que todo lo puede y todo lo sabe.Entonces se preguntó: -¿Cómo es posible que alguien (o algo) pueda hacer todo esto? ¿Acaso no suena del todo ilógico?-. Con su curiosidad humana despierta, va con temor hacia este predicador y le pregunta: -Dígame una cosa, ¿Cómo puede ser verdad que Dios sea así de majestuoso, y ser capaz de crear cosas de la nada? ¿De donde proviene este ser?-, el predicador le responde: -Dios siempre existió ysiempre existirá, él todo lo puede y a comparación de él somos inferiores-. -¡¿Qué?! ¡Eso no tiene lógica, todos sabemos que todo tiene su principio! Y además, el ser humano es superior por su capacidad de pensar ¡Qué clase de disparates sin sentido! ¡Esto es ridículo! -. El predicador al escuchar estas palabras, enojado le echó de este recinto como a un pobre queriendo encontrar ayuda en este lugar,le rechazan porque huele mal, o simplemente se ve mal… en fin, lo rechazaron por su forma de pensar (que extraño que pase esto en una religión que sólo sobrevive infundiendo terror en sus seguidores, y sobre todo enseñando hipocresía…). Helmut sale de este recinto un poco ofendido y sorprendido, al ver que estas personas supuestamente buenas le dieran la espalda a una inquietud tan sencilla.Después de esta humillación se dirige a un bar cercano para intentar calmarse con alcohol, cuando se le acerca una camarera de aspecto pálido y triste: -¿Qué te pasa?-, -Me siento afligido porque en esa iglesia me rechazaron-, -A mi también me hicieron lo mismo, intenté encontrar respuestas y me dijeron que no aceptaban prostitutas, así que lo único que hice fue buscar soluciones por mí misma y en estemomento estoy ahorrando para mi estudio-.

Frustrado, con el orgullo e intelecto herido, Helmut regresa a su hogar harto de vivir en un mundo de hipocresía, coge su arma, la apunta hacia su cabeza y pronuncia estas dolientes palabras: -¡Maldito sea este mundo lleno de ignorancia e hipocresía! Para qué vivir más si no voy a encontrar respuesta alguna…- Llorando jala el gatillo con sus ojosinyectados de sangre por la ira de la frustración mental y de repente… un silencio fúnebre acoge el lugar cuando, sin ninguna explicación, escucha en su mente una voz familiar, un suspiro desde dentro de su ser que le dice: -No lo hagas… no te arrebates la vida…,

la respuesta que buscas está dentro de tu mente…,la humanidad busca respuestas en lugares inexistentes a causa del gran vacío intelectualque tienen por el mundo moderno…-; Helmut al escuchar esto, aterrorizado y congelado del miedo, se pone a pensar en aquel mensaje: - ¿Esa voz tendrá razón? …mmm…si, creo que lo correcto será hacerle caso-.

Llevado por la curiosidad intensa, busca en cualquier lado en donde digan saber la verdad y resolver sus inquietudes; acude al budismo, al catolicismo, al mormonismo, al judaísmo, alcristianismo y al islamismo sin respuesta alguna; ya sin más opción acude al gnosticismo, donde queda más confundido de lo que está… hasta recurrió al ocultismo y al satanismo, aquí calmó a medias su ansias de sabiduría y le guió al camino correcto para encontrar respuestas. – ¿Tantas religiones, tantas filosofías, tantas creencias sin sentido para que? ¡Para nada! Sólo traen más confusión a mi vida; mecansé de buscar descanso a mis dudas, ¿será que estoy loco?... tal vez…tal vez se me quite esta locura estando sin contacto humano-. Guiado por su demencia se dirige a una pequeña cabaña a lo lejos del horizonte de Berlín, para ver si se podía quitar esos pensamientos que lo tenían torturado y enceguecido por la obsesión, regocijado en la soledad a causa de la duda generalizada en su mente;...
tracking img