Verdades que matan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (584 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
VERDADES QUE MATAN
Por Malena

La verdad duele, por eso lo mejor es cubrir con un manto de piedad las miserias de los demás y guardar silencio.

Decir la cruda verdad no siempre se puede hacerporque puede causar daño, pero tampoco es ético andar diciendo mentiras aquí y allá para quedar bien.

Sin embargo existe el tacto, la ubicuidad, esa virtud que tienen los diplomáticos para no herirsusceptibilidades y crear conflictos internacionales.

Significa saber conducirse formalmente, teniendo en cuenta, las debilidades, los sentimientos, las creencias y la filosofía que pueden tenerlos otros, y evitar herirlos con nuestros más genuinos pensamientos, que no tienen por qué tomar estado público ya que nosotros no siempre podemos saber con exactitud si son ciertos.

No siemprenuestra mente tiene que ser tan transparente y volcar todo su contenido sin filtro porque no sabemos qué eco pueden tener nuestras apreciaciones por más buenas que sean nuestras intenciones.

Una personaque no tiene pelos en la lengua y no tiene reparos en decir la verdad y nada más que la verdad siempre se arriesga por ejemplo, a perder su trabajo, si el que lo está escuchando es su jefe.Además, no es sólo el contenido lo que a veces enfurece a quien va dirigido, sino el tono, teniendo en cuenta que puede ser interpretado como un desplante, una ofensa, una burla, una demostración desuperioridad, falta de humildad, soberbia, pero jamás como la buena intención de un amigo.

La mentira es la máscara de la falsedad pero la verdad tiene cara de hereje; y ambas pueden ser muy dolorosas.Por eso es tan saludable y misericordioso el silencio, saber escuchar antes de hablar, y conocer al otro para saber cuándo una crítica constructiva se puede convertir para él en destructiva y terminarcon una buena relación de muchos años.

Estoy convencida que toda crítica a otro es completamente inútil, porque el juez más implacable que existe es uno mismo, y creo que todos tenemos el...
tracking img