Verdades a medias y mentiras piadosas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3313 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por MANUEL BAVID BENAVIDES CORDOBA

VERDADES A MEDIAS, “MENTIRAS PIADOSAS”.

Hace más de 40 años Colombia es un país agobiado por un conflicto armado interno que obedece a arraigadas causas de carácter económico, social y político que han permanecido intactas. Así, sus actores armados principales son por una parte, las fuerzas regulares del Estado con sus aparatos paraestatales oparamilitares, esto es, organizaciones de extrema derecha respaldadas por poderosos sectores en el país, agrupadas bajo las Autodefensas Unidas de Colombia –AUC y por otra parte las fuerzas insurgentes representadas principalmente en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC-EP y el Ejército de Liberación Nacional -ELN.

En Colombia, la memoria es inmediata, de corto alcance, por que lahistoria, se repite y se repite, no por raras casualidades del destino, sino porque la olvidamos permanentemente, se repite, por que adicionalmente la desconocemos, porque no nos interesa, porque la repetimos, porque nosotros los “gobernados” como convidados de piedra, al borde del camino, vemos pasar los hechos reales como narraciones que ocurrieron en un lugar lejano donde no nos toca, vivimosencerrados en un individualismo creado y cultivado por los medios de comunicación y apoyados por políticas de elites de poder que nos ponen un manto sobre los ojos y mantienen al pueblo colombiano inmerso en vanalidades diarias que aunque importantes no resuelven mucho.

Desde hace 8 años se vienen presentando diferentes situaciones que, aunque salieron en los medios, parecían no existir, aunquelegitimamos gobiernos mediante el miedo y el voto o mejor el voto-ignorante, el voto-sancocho, el voto-puesto, el no-voto, así, no pusimos atención a la manera en que sucedieron algunos hechos… como por ejemplo el tema de los falsos atentados que fueron denunciados por la revista SEMANA el día 21 de noviembre de 2006, donde revela que dos oficiales, con la colaboración de civiles, fraguaron el montajecon el propósito de obtener un reconocimiento en su carrera militar. Hecho en cual el ministro de defensa de ese momento Juan Manuel Santos y el presidente de la Republica Álvaro Uribe Vélez no solo desmintieron sino que dijeron a la ligera que era obra de la guerrilla de las FARC. El día 9 de septiembre del mismo año, la Revista SEMANA publicó, un recopilatorio de 5 falsos atentados en los que sedemostró la participación plena del ejército tales como explosivos descubiertos, explosiones de carros bomba y falsas alarmas. Con estos actos que pretendían evitar la reelección (ya asegurada de diferentes formas) y que igualmente, bajo el miedo de actos como estos, los colombianos eligieron.

Desde hace 8 años venimos viviendo unas verdades a medias, donde el gobierno colombiano, endesarrollo de la política de “seguridad democrática”, ha vuelto a poner en el país viejas concepciones de la doctrina de seguridad nacional difundida por parte de Estado Unidos en América Latina en la época donde la Unión Soviética y Cuba mostraban un comunismo avasallador, donde se asumía la existencia de un enemigo interno de carácter colectivo, del cual se considera hacían parte, no solo los gruposguerrilleros, o las organizaciones insurgentes, sino también las organizaciones cívicas, sindicales, de derechos humanos, sociales y políticas de oposición, así como quienes residen o residían en zonas de conflicto, a quienes de manera general se les asume y se les estigmatiza como auxiliadores de la subversión.
Bajo la Doctrina de Seguridad Nacional, -reacuñada por el presidente Uribe Vélez bajola denominada Doctrina de la Seguridad Democrática-, se gestaron y perseveran en el país, los denominados grupos paraestatales o paramilitares, grupos de ultraderecha que han producido un largo y hasta ahora, sin fin baño de sangre. Es bueno mencionar en primer lugar, que esta doctrina como cuerpo de principios para la conducción de una guerra se proyecta a todos los campos de la acción humana;...
tracking img