Versalles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2538 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Versalles, gloria y grandeza de Francia
Noviembre 1, 2007
A escasos veinte kilómetros de París, entre extensos jardines de ensueño, se alza el más noble de los palacios de Occidente: enriquecido por el arte y el fausto de tres siglos; admirado anualmente por cerca de tres millones de visitantes llegados de todas partes del globo, Versalles es el monumento que proclama la gloria de Francia.[pic]
Crearon a Versalles los reyes de la casa de Borbón para mostrar ante Europa, expresado en términos de belleza, el sumo predominio de Francia. Pocos lugares menos adecuados habrían podido elegirse para un palacio de recreo: terreno cenagoso, arenisco, falto de agua viva. Verdad es que el primer castillo allí edificado por el misógino Luis XIII lo destinaba este monarca a albergue donde aislarsede París y de la Corte. Sólo después de fallecido Luis XIII, en 1643, y durante el reinado de su hijo y sucesor Luis XIV, fue cuando la Corte se trasladó a Versalles.
El joven Luis XIV, apuesto, majestuoso, cortés hasta para con los más humildes, se tomó muy en serio lo que él llamaba «el oficio de rey». A más de creer, como la generalidad de los franceses del siglo XVII, en el derecho divino delos reyes, creía asimismo que a tal derecho iba unida la obligación de edificar con magnificencia y vivir con esplendidez. En los siete decenios de su reinado, y aun en años subsiguientes, rara vez estuvieron ociosos el martillo y la piqueta. Alcanzó a 35.000 el número de obreros empleados a un tiempo en las obras de Versalles, y a millones de francos oro el costo de esas obras. Lo que había sidoun marjal quedó trasformado en paraje maravilloso, digno de un cuento de hadas: kilómetros de bosquecillos, senderos, cientos de estatuas, fuentes, y un palacio que en ocasiones daba cabida a 10.000 residentes.
Actuaba en Versalles el «Rey Sol» en calidad de protagonista de un espectáculo grandioso, siempre a la vista de sus súbditos; pues si estaba convencido de que su poder emanaba del mismoDios, estimaba igualmente que los súbditos debían tener «franco y libre acceso» a la presencia del soberano. Toda persona «de porte decente» podía llegarse a admirar al Rey cuando él, solitario y magnífico, permanecía sentado a la mesa en que le servían plato tras plato de generosos manjares. Los jardines, los salones de palacio, la larga Galería de los Espejos con su muebles de plata maciza y sus17 arañas de cristal, estaban abiertos para cuantos acreditasen su condición de caballeros portando espada.
[pic]
Tan gloriosas parecían a ojos de todos la diaria salida y puesta del regio sol de Versalles, que presenciarlas se tuvo por singular privilegio. Por esto, y por lo riguroso del ceremonial que imperaba desde el acto de levantarse el Rey hasta el de retirarse a descansar, la suerte delos cortesanos pendía del menor ademán de Su Majestad. Se extendía la etiqueta más allá de las simples cuestiones de precedencia de lugar o de asiento, o del acto de llamar a una puerta, (jamás debía hacerse esto último golpeando, sino arañando con el meñique de la mano izquierda.) Desdichado de aquél que no se hallase presente cuando el Rey pasaba la mirada por la corte; porque el sagaz monarcamantenía a la nobleza cerca de su persona y dependiente de su real patrocinio. Ningún otro camino conducía a un noble al enriquecimiento; verse alejado de la Corte y confinado a su castillo significaba la ruina. Toda la aristocracia francesa aspiró a residir en Versalles, aun cuando hubiera de conformarse con los más mezquinos alojamientos del palacio.
El escenario donde se desenvolvió esteespectáculo ofrecido por una monarquía absolutista fue, en lo principal, obra de tres hombres: Luis XIV, el arquitecto Mansart y el diseñador de parques y jardines Le Nótre. Los tres se propusieron crear un mundo en que la majestuosa regularidad del arte regulase la espontánea hermosura de la Naturaleza.
El cuerpo central del palacio continuó siendo el pequeño castillo de piedra y ladrillo rojo,...
tracking img