Vestimenta y adorno cristiano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 48 (11938 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vestimenta y Adorno Cristiano
Capítulo 3
VESTIMENTA Y ORNAMENTOS EN EL NUEVO TESTAMENTO.
Por Samuele Bacchiocchi, Ph. D., Andrews University
Los hombres que se quejan que las mujeres gastan mucho tiempo ante el espejo maquillándose, enjoyándose y ataviando sus cuerpos, tal ves se conforten al saber que en los tiempos del Nuevo Testamento era peor, ¿porqué? Simplemente porque las mujeres  declase media y alta tenían poco que hacer para pasar el tiempo.
No podían ir a las oficinas publicas, usualmente no tenían trabajos fuera de casa, no se realizaban académica o profesionalmente. Así que pasaban todo el tiempoembelleciéndose, poniendo esperanza en su apariencia.
El poeta Romano Lucius Valerius respondía a los moralistas que denunciaban a las mujeres por sus vestidos y ornamentosextravagantes: “¿Porqué los hombres se molestan por los ornamentos y vestidos de las mujeres? Ellas no pueden tener puestos públicos, o sacerdocios, o ganar triunfos; no tienen ocupaciones públicas. Que más pueden hacer que dedicar su tiempo a adornarse y vestirse.” 1 Esas preguntas revelan una verdad fundamental, digamos, que la gente que es indulgente en el auto-arreglo usualmente no tienen másmetas para ocupar su mente. 
Fue en este mundo de lujo y decadencia moral que el Cristianismo nació. 
Una nueva clase media emergió, echa rica debido a los botines de guerra. Querían afirmar su nuevo estatus social vistiendo ropa costosa y abundancia de joyas. Esto era igualmente verdad en los hombres y mujeres. De hecho, como miraremos en el capitulo seis, algunas hombres tenían todos sus dedosllenos de anillos que solo podían ocupar sus manos para dar ordenes a sus siervos. Fue en este contexto social y de lujo contrastante y pobreza que se llamó a los cristianos para que vivieran su fe. No es sorprendente encontrar en el Nuevo Testamento admoniciones para buscar la belleza interior, en lugar de la apariencia exterior del cuerpo con elaborados estilos de cabellos, oro, perlas y vestidoscostosos.
Objetivos del Capitulo. En este capitulo quiero dar un vistazo de cerca de las admoniciones de Pablo y Pedro en cuanto al vestido y adorno. Veremos que sus admoniciones contienen principios fundamentales relevantes para los cristianos de hoy. Antes de examinar las admoniciones apostólicas, quiero hacer una pausa por un momento para ver la vestimenta de dos mujeres simbólicas mencionadas en el libro de Apocalipsis o Revelaciones: la Gran Ramera  y la Novia de Cristo. Reflejaremos el contraste entre la apariencia exterior de las dos mujeres y sus implicaciones para el estándar Cristiano de vestido y adornos. 
La Gran Ramera. En el libro de Apocalipsis Juan nos ofrece un contraste entre dos tipos de adorno exterior a través del simbolismo de dos mujeres, una pura y otra una “granramera.” La mujer pura representa la verdadera iglesia, la cual es la “novia” del Cordero. Se alista a si misma para el novio e invita a otros para que se preparen para “la cena de bodas del Cordero.” (Apoc. 19:9.) Por contraste, la gran ramera representa el poder político religioso del tiempo del fin, la cual engaña a los habitantes de la tierra para que cometan fornicación espiritual con ella.Como Jezabel, tiene un gozo sádico en derramar la sangre de los mártires como un borracho derrama el vino que bebe (“Vi a la mujer ebria de la sangre de los mártires.” Apoc. 17:6.)
El contraste entre las dos mujeres es dramáticamente delineado por su apariencia exterior. Juan vio a la gran ramera “vestida de púrpura y de escarlata, y dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas,teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la suciedad de su fornicación;Y en su frente un nombre escrito: MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS FORNICACIONES Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Y vi la mujer embriagada de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús…..” (Apoc. 17:4-6.) 
El contraste entre las dos mujeres es dramáticamente...
tracking img