Vgas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1122 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL RATÓN Y EL LEÓN

Érase una vez un ratón que salió de su madriguera y se encontró un enorme león. El león quería comérselo y el ratón dijo:
- Por favor, león no me comas, puede que algún día me necesites.
El león le respondió:
- ¿Cómo quieres que te necesite, con lo pequeño que eres?
El león se apiadó al ver lo pequeño que era aquel ratón y lo soltó.
Un día, el ratón escuchó unosrugidos terribles. Era el señor león.
Cuando llegó al lugar, encontró al león atrapado en una red.
- ¡Yo te salvaré! –dijo el ratón.
- ¿Tú? Eres demasiado pequeño para tanto esfuerzo.
El ratón empezó a roer la cuerda de la red y el león pudo salvarse.
Desde aquella noche, los dos fueron amigos para siempre.

El ratón
Un ratón que habitaba en una casa observó un día que un hombreentregaba un paquete a la dueña de la casa. El ratón pensó que se trataba de un paquete de comida. Así que imaginó su comida preferida “un delicioso queso”.

Sólo pensar que era un queso, se le hacía la boca agua. En cuanto pudo, corrió a abrir la bolsa dispuesto a disfrutar de ese manjar. Pero quedó aterrado cuando descubrió que el contenido del paquete era una ratonera.

Inmediatamente corrióal patio a advertir a todos los animales del peligro.

Encontró a la gallina y le dijo:-

- ¡Hay una ratonera en la casa!, ¡Una ratonera!.

La gallina que estaba buscando lombrices en la tierra, cacareó y le dijo:

- ¡Discúlpame ratón!, entiendo que sea un gran problema para ti, pero a mí no me perjudica en nada, así que no me interesa.

El ratón entristeció y siguió corriendoalertando a todos del peligro. Llegó hasta el cordero y le dijo:

- ¡Hay una ratonera en la casa!.

Discúlpame ratón eso a mi no me afecta, yo como pasto, lo único que puedo hacer es orar por ti. Y siguió comiendo tranquilamente.

Finalmente el ratón llegó a dónde estaban las vacas para alertarlas, éstas se burlaron de él y le dijeron:

- ¿Acaso estamos en peligro? Ja ja ja.

El ratónregresó a casa triste al saber que se tenía que enfrentar solo con su problema ya que a nadie le había importado.

Aquella misma noche, se escuchó un ruido como el de la ratonera atrapando a su víctima.

La dueña de la casa fue a ver qué había en la ratonera, pero en la oscuridad no se dio cuenta de que la ratonera había atrapado la cola de una víbora venenosa. Con la mala suerte que alacercarse la víbora la mordió.

Su marido la llevó inmediatamente al hospital.

Ya de regreso en casa, la mujer seguía con fiebre. El marido pensó que no había nada mejor que un buen caldo de gallina para la fiebre de su mujer. Por lo que tuvieron que matar a la gallina.

La mujer empeoró y todos los amigos y vecinos acudieron a verla, por lo que fue necesario matar al cordero para poderalimentarlos.

Finalmente la mujer falleció y todo el pueblo asistió al funeral. El esposo triste y agradecido por todas las muestras de solidaridad, decidió matar a las vacas para darles de comer a todos.

DOS DUENDES Y DOS DESEOS

Hubo una vez, hace mucho, muchísimo tiempo, tanto que ni siquiera el existían el día y la noche, y en la tierra sólo vivían criaturas mágicas y extrañas, dos pequeñosduendes que soñaban con saltar tan alto, que pudieran llegar a atrapar las nubes.
Un día, la Gran Hada de los Cielos los descubrió saltando una y otra vez, en un juego inútil y divertido a la vez, tratando de atrapar unas ligeras nubes que pasaban a gran velocidad. Tanto le divirtió aquel juego, y tanto se rio, que decidió regalar un don mágico a cada uno.
- ¿Qué es lo que más desearías en lavida? Sólo una cosa, no puedo darte más - preguntó al que parecía más inquieto.
El duende, emocionado por hablar con una de las Grandes Hadas, y ansioso por recibir su deseo, respondió al momento.
- ¡Saltar! ¡Quiero saltar por encima de las montañas! ¡Por encima de las nubes y el viento, y más allá del sol!
- ¿Seguro? - dijo el hada - ¿No quieres ninguna otra cosa?
El duendecillo, impaciente,...
tracking img