Vias e itinerarios en el cursus publicus hispano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2752 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vías e itinerarios en el cursus publicus hispano

Por Jose Luis del Campo Illera

Algunos investigadores afirman que la red de calzadas estrictamente romanas es menor de lo que normalmente se supone ya que muchas de ellas eran caminos milenarios preexistentes, como la propia Via Hercúlea o Vía Herakleia. Por otro, que la Administración romana se ocupaba del mantenimiento regular de las víasprincipalmente en el territorium de las principales ciudades. Al menos en el caso de la Bética y su capital, Corduba, basándose en la distribución geográfica de los miliaros hallados y en función de los intereses políticos y de propaganda del Imperio[1].

Las otras únicas tres rutas que desde ese punto de vista serían 'genuinamente romanas' de la Hispania meridional en época altoimperial -esdecir, construidas ex novo- serían, según estos autores, las que unían Carthago Nova con Complutum, Astigi con Ostippo e Italica con Emerita Augusta.

Silliéres sostiene por tanto que la mayor parte de los caminos sin empedrar y senderos en realidad serían vías de existencia milenaria, cuyo uso se mantuvo durante la época romana e incluso la visigoda. Su trabajo pone por tanto el acento en que lasvías 'romanas' son, 'sorprendentemente', muchas menos de las que se creen, así como que el precio extraordinariamente alto de la construcción y mantenimiento de las calzadas principales obligaba a que fueran financiadas enteramente a costa del Estado, con el fin de asegurar el control político y administrativo de la Hispania Ulterior a través del Cursus Publicus.

Sin embargo el punto de vista deSilliéres es imposible de admitir sin muchas reservas. Hoy en día nos parecería inaceptable la idea de que una autovía moderna no deba ser considerada como tal porque su trazado se superponga a antiguas rutas romanas o incluso más antiguas, como puede ser el caso de parte de la autovía del Mediterráneo o de la autovía de La Coruña, del mismo modo que una catedral gótica no deja de serlo paraconsiderarla una iglesia románica sólo porque fuera construida sobre las ruinas de ésta.

Por tanto, la cuestión en el caso de las vías y calzadas romanas sería si los romanos se limitaron a usar viejos caminos prerromanos o no, algo absolutamente descartable. Es decir, si la viaria romana en Hispania se componía de nuevas rutas construidas por los romanos en función de las nuevas necesidades y deviejos caminos prerromanos reacondicionados con técnicas constructivas nuevas y trazados mejorados en función de la nueva situación y los nuevos intereses generados por la ocupación romana del territorio de la Península Ibérica.

Efectivamente, la antigua ruta que comunicaba el sur de España con los Pirineos a lo largo de la costa levantina fue recorrida por Aníbal en su camino a Italia y, ensentido contrario, el ejército de los Escipiones, durante la Segunda Guerra Púnica. Asimismo el camino que desde época ibérica (siglos VI-II a.C.) recorría el valle del Guadalquivir o los que unían la costa de Levante con Almadén y Cancho Roano (Badajoz) o Cástulo con la costa levantina a través de la provincia de Albacete o incluso la antigua Vía de la Plata, ya existían y estaban en uso en épocaprerromana, como lo demuestra a lo largo de esos caminos la abundancia de hallazgos de cerámicas áticas procedentes del puerto de Gades.

La arqueología relacionada con la cultura celtibérica y las abundantes noticias literarias sobre el trasiego de mercenarios celtíberos para servir en las primeras campañas romanas de conquista indican asimismo que una ruta de norte a sur cruzaba Despeñaperros.[2]Asimismo, las fuentes literarias citadas en el apartado anterior -Polibio, Estrabón y otros- también dejaron constancia de la existencia de caminos de época prerromana que fueron reutilizados y reacondicionados para formar parte de la red viaria romana en Hispania. Como no podía ser de otro modo, habría que añadir para acabar de situar en su verdadero contexto el enfoque de Silliéres....
tracking img