Vida de santo san roque

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1861 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia
Nace un niño

En Montpellier, gobernaba a fines del siglo XXIII Juan Rog, noble y rico señor feudal, casado con Doña Libera. La vida trataba bien al matrimonio, tenían: salud, fortuna, el cariño y respeto de los ciudadanos y demás aderezos que dan bienestar, a no ser la pena que ambos les deprimía al no poder tener descendencia. Don Juan Rog ferviente católico gobernaba en paz yjusticia, doña Libera entregada a Dios, a la caridad y a la oración.
Cierto día, en que doña Libera sumergida en oración se encontraba, escuchó la voz del Señor que le decía:”Confía, hija mía, tendrás un hijo que será la alegría de tu hogar y proclamará por todas partes mi nombre y amor”. Pasaron los meses y vino a alegrar el cristiano hogar un hermoso, fuerte y robusto niño, por ello le bautizaroncon el nombre de Roque, derivado de roca.

Infancia y Juventud

Su infancia fue normal, sin nada que llame la atención, su crianza orientada a ser un hombre de bien, dentro de las prácticas del evangelio.
A los doce años de edad perdió a su amado padre, quien antes de morir le dio sabios consejos, que por siempre los guardó en su corazón. Su buena madre elevó su alma al Señor, cuando Roquetenía veinte años.
Un día Roque, leyó el regio testamento que le dejó su padre, que le decía dueño y señor de extensas tierras agrícolas, de considerable dinero, sucesor de la gobernación de Montpellier y de todos los beneficios que en vida gozaba el difunto. En cierto momento cuando más se elevaba hacia el Supremo Hacedor, escuchó una suave voz que le decía: "Roque, no olvides lo que yo dije enel Evangelio: Si quieres ser perfecto, vende cuanto tienes, da el dinero a los pobres y sígueme…"
“El apuesto, elegante joven Roque oró fervorosamente y no dudó más, su enorme fortuna la distribuyó entre los pobres de la región, la gobernación la traspasó a su tío Guillermo Rog, solemnes honras fúnebres mandó celebrar en memoria de sus amados padres y así rotas las cadenas que le sujetaban almundo material, prometió peregrinar a pie a los Santos Lugares de Roma, sabiendo de los obstáculos que encontraría en el camino, más aún teniendo en cuenta que solo llevaría la ropa puesta y un pequeño atado sujeto a sus hombros".

Camino a la peste

Comenzó el peregrino la caminata hacia la Ciudad Eterna, muchos días y grandes esfuerzos le esperaban.
Algo inesperado se le presentó, quecambiaría el destino de su vida.
Al paso por Acquapendente, ciudad italiana en la provincia de Viterbo, encontró una infinidad de apestados, que morían sin ningún auxilio. En el hospital por temor al contagio era imposible encontrar quién atienda a los desgraciados enfermos, ni los más pudientes que ofrecían fuertes cantidades de dinero encontraban un enfermero, solo algunos voluntarios religiosossocorrían a los más necesitados.
Ante tan desolador espectáculo, la caridad cristiana iluminó el rostro de Roque y se ofreció al director del hospital para cuidar de los enfermos, pero fue rechazado, sus modales y su ropa le delataron, como a uno de la nobleza incompetente para esos menesteres, aparte estaba en su contra la responsabilidad que asumía el que autorizase tal proposición.
El joven suplicóuna y otra vez, con una serie de argumentos divinos, hasta que venció la resistencia del director.
Desde ese momento se puso al servicio de los enfermos, a los que trataba con amor, les brindaba la esperanza y consuelo que necesitaban, demostraba empeño y dedicación en curarles lo cual, hizo que en pocas horas ganase la simpatía de todos.
Recorría las salas llevando la ayuda que necesitaban losapestados, les hacía rezar avivando su fe, su empeñosa caridad se esparcía por todas las camas, los que le veían decían: “Un ángel ha bajado del cielo”.
La horrible peste pasó en Acquapendente, Roque reinició la marcha rumbo a Roma, más, encontró otras ciudades que sufría el inclemente azote de la peste, entre estas Rimini en la provincia de Forti, junto a la desembocadura del río Marecchia...
tracking img