Vidas paralelas lucas aleman y dr mora

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13387 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vidas paralelas: Lucas Alamán y el Doctor Mora
Enrique Krauze
Para Alejandro Rossi 1 17 de octubre de 1992 se cumplen 200 años del nacimiento de Lucas Alamán, uno de los grandes historiadores de nuestro siglo XIX. El maniqueísmo que heredamos de aquel siglo trágico e intenso y de sus irresueltas querellas, hará que la fecha pase desapercibida. Guanajuato conmemorará, en privado y casi aescondidas, a uno de sus hijos más ilustres, pero el país que tanto debe a Alamán y que para bien y mal, en sus usos e instituciones, refleja tanta lo que él pensó, proyectó y previó, se quedará callado por hipocresía o, peor aún, por ignorancia. Nosotros queremos reparar en nuestra medida el viejo agravio a aquel personaje y a la verdad histórica, con un esbozo biográfíco, no con una estatua de bronce.Para humanizarlo, un camino es contrastar sus ideas y su trayectoria con las de su gemelo opuesto: José María Luis Mora.

E

DESTINOS CRIOLLOS “La historia de México desde 1822 -escribió Lucas Alamán a mediados del siglo XIX- pudiera llamarse con propiedad la historia de las revoluciones de Santa Anna... Su nombre hace el primer papel en todos los sucesos políticos del país, y la suerte deéste ha venido a enlazarse con la suya”. No exageraba, pero en aquel paisaje de revoluciones, caos, pronunciamientos, juego, dispendios cortesanos, fiestas y Te Deums, había también otra biografía significativa, aunque por el momento impotente: una biografía del saber. La representaban los principales hombres de ideas en la primera mitad del siglo XIX, los fundadores de los “partidos históricos”mexicanos, el liberal y el conservador: José María Luis Mora y Lucas Alamán. Criollos ambos, nacidos en fechas cercanas (1794, 1792) en el estado de Guanajuato, sus familias habían padecido severamente la violencia de la revolución de Hidalgo. Mora había estudiado en el antiguo Colegio de los Jesuitas en San Ildefonso y tomado las órdenes sagradas en 1819. Alamán, hijo de una familia más próspera,había estudiado en el Real Colegio de Minas de México y hecho profusos viajes científicos y técnicos por Europa. Mora, hombre de libros, mostró un talento extraordinario en cuestiones teológicas, pero ciertos atropellos tempranos que sufrió en la academia y la burocracia eclesiásticas lo predispusieron a tomar distancia de ellas y, con el tiempo, a extender su crítica a las tradiciones políticas,económicas e intelectuales que el clero representaba. Alamán era ante todo un hombre de acción, un empresario minero con nociones precisas sobre la riqueza real y potencial del país, pero era también un hombre de convicciones religiosas con nociones firmes sobre la riqueza espiritual de México. Ambas facetas lo indujeron muy pronto a resentir que Vuelta

el nuevo país se apartara cada vez más de sustradiciones. Mora pensaba en el futuro como en un proceso de liberación. Alamán como en uno de preservación. Ambos nacieron para la vida pública en el momento en que México nacía: 1821, Alamán fungía entonces como uno de los representantes novohispanos que abogaron por la independencia ante las Cortes españolas. De vuelta a México, en 1823, vivió un episodio que lo marcó. El mismo día de septiembreen que se exhumaban los restos de los caudillos de la Independencia para depositarlos en una bóveda de la Catedral, se incitó al pueblo a “violar el sepulcro de Cortés en el Hospital de Jesús y quemar sus huesos, echando sus cenizas al viento”. Alamán mandó entonces “deshacer en el espacio de una noche el sepulcro”, poniendo en lugar seguro los huesos del Conquistador. Con la misma eficacia salvóla estatua ecuestre de Carlos IV que iba a ser destruida como símbolo de la opresión colonial. Desde su llegada, Alamán alternaría sus labores de empresario con una intermitente trayectoria de servicio público, orientada ante todo al fomento de la economía mexicana, a la defensa diplomática del territorio nacional y a la preservación del patrimonio cultural del país. Como empresario, además...
tracking img