Vigorexia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1978 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 23 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vigorexia: mentes enfermas en cuerpos sanos
Horas y más horas con las pesas. El culto al cuerpo puede llegar a convertirse en una obsesión que oculta un trastorno psicológico. La vigorexia, una patología descrita hace apenas tres años, afecta a aquellos adictos a la musculación que nunca se consideran lo suficientemente fornidos, se pesan varias veces al día y hacen del gimnasio su segunda casa.Miguel Castillo - Jueves, 11 de Noviembre de 2004 - Actualizado a las 00:00h.

[pic]compartir (¿qué es esto?)






• [pic]

• [pic]





La vigorexia o dismorfia muscular fue estudiada por primera vez por el doctor Harrison G. Pope, psiquiatra del Hospital Mc Lean en Boston (Estados Unidos) en el año 1997, en una investigación publicada en la revista científica"Psycosomatics", publicada por la Asociación Americana de Psiquiatría. Se encuadraría dentro de un grupo de trastornos denominados dismorfias corporales, sufridos por aquellas personas que no se sienten a gusto con su propio cuerpo y se obsesionan con la mejora de ciertos defectos físicos.
Para algunos expertos, la vigorexia constituye el reverso de la anorexia nerviosa. Mientras que la anorexia sueleaparecer entre chicas jóvenes que por más que adelgazan nunca llegan a verse lo suficientemente delgadas, la vigorexia afecta a hombres que se desviven por alcanzar un cuerpo cada vez más musculado. En opinión del doctor Pope, entre 500.000 y un millón de estadounidenses podrían padecer dismorfia muscular, cifra que supondría el 10 por ciento de los clientes habituales de gimnasios.
En España aún nose han realizado estudios específicos acerca de este trastorno, por lo que no existen cifras de la incidencia de la vigorexia en nuestro país. En opinión del profesor José Carlos Caracuel Tubío, especialista en Análisis del Comportamiento Humano y Psicología del Deporte y presidente de la Federación Española de Psicología del Deporte, en España la vigorexia se observa principalmente entreadolescentes.
A pesar de tener una complexión física más fornida que el resto de la población, las personas vigoréxicas se entregan compulsivamente al ejercicio con pesas sin perseguir otra meta que no sea aumentar la masa muscular. "La vigorexia deriva de una confusión entre medios y fines", señala el profesor Caracuel. "El problema surge cuando no se utiliza el ejercicio físico como un medio parallevar una vida más saludable. La consecución de un cuerpo musculado se convierte en un fin en sí mismo y esta obsesión puede acarrear la adopción de hábitos no saludables".
La presión de los medios de comunicación ha desempeñado un papel esencial en la extensión de esta patología. Desde el cine y la publicidad se difunde el modelo de hombre fuerte y atlético como prototipo de salud y éxito, lo cualpuede causar una obsesión por el culto al cuerpo y una frustración en adolescentes cuya complexión no se adapte a estos cánones.
"Los principales razones por los que se cae en la vigorexia son de tipo estético. Algunas personas cuya constitución no se corresponda al modelo de cuerpo ‘danone’, pueden tener problemas de integración en un medio donde se valora en gran medida el aspecto físico",añade el profesor José Luis Caracuel.
Los vigoréxicos suelen ser personas poco maduras, introvertidas, con problemas de integración y seguridad y baja autoestima, que piensan que tienen poco atractivo entre el sexo opuesto debido a su aspecto físico. El doctor Pope indica en sus estudios que la vigorexia puede ir acompañada de otras alteraciones psicológicas como la ansiedad, la depresión y lostrastornos obsesivos compulsivos.
La dismorfia muscular puede tener importantes consecuencias entre quienes la padecen. Junto a los problemas físicos que el abuso de esteroides anabolizantes (sustancias que favorecen la formación rápida de masa muscular) y una dieta inadecuada que prescinde de la grasa en beneficio de una mayor cantidad de proteínas pueden ocasionar, el profesor Caracuel añade la...
tracking img