Violencia contra la mujer: una oscura realidad.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1334 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Violencia contra la mujer: Una oscura realidad.

La violencia contra la mujer es un fenómeno que hasta nuestros días sigue estando presente debido a que pertenecemos a una sociedad en la que los hombres se han situado por años en un lugar de dominio y de poder, mientras que las mujeres han permanecido en el lugar de la sumisión, lo que nos obliga a relacionarnos desde una desigualdad queprovoca violencia.
El propósito de este artículo es hacer visible las inquietudes que mantienen a las mujeres en situación de discriminación, de manera de fomentar la erradicación de las desigualdades a fin de lograr el acceso a mejores oportunidades de vida para las mujeres en situación de vulnerabilidad.
Se empezará por exponer como las bases socioculturales han sido una de las causas quepropician la violencia contra las mujeres ya que hemos estado viviendo en una sociedad en la que la mujer ha jugado un papel de sumisión e inferioridad ante los hombres, y aunado a esto están los medios de comunicación que muchas veces contribuyen a alimentar este estereotipo femenino propiciando que la violencia se vuelva más factible. Por último se explicaran las razones por las cuales la mayoría de lasmujeres que han sido víctimas de la violencia tienen dificultades de hablar sobre su situación, pasando años sin comentarlo con nadie o simplemente pasar el resto de su vida sin hablarlo.
La violencia contra las mujeres nace de un sistema de relaciones de género anclado en la organización social y la cultura, que a lo largo de la historia ha postulado que los hombres son superiores a lasmujeres, tienen diferentes cualidades y han de ejercer distintos roles. Estos roles estereotipados asignaban la dominación, el poder y el control a los hombres, y la sumisión, la dependencia y la aceptación indiscutible de la autoridad masculina, la obediencia, a las mujeres. En este contexto se toleraba socialmente que los hombres utilizasen la violencia en el interior de la familia para afianzar suautoridad. La educación y socialización de hombres y mujeres tenía como objetivo desarrollar las cualidades y potencialidades necesarias para mantener este orden establecido. “Nuestra educación se centraba en el modelo cultural del amor, el cual se caracterizaba por la renuncia personal, la entrega total y el amor sin reciprocidad. La valía y el éxito de una mujer dependían de su capacidad paramantener la familia unida. Para ello, a veces era necesario tolerar y perdonar el maltrato, ocultarlo. Incluso se reprochaba a una mujer que no fuese capaz de lograr que un hombre cambiase”(Ruiz-Jarabo, 2004). Estos valores y actitudes producen en las mujeres sentimientos de culpa, fracaso, dependencia, inseguridad, así como comportamientos de sumisión. Es así como se da un estereotipo construidoculturalmente llamado la “pasividad femenina” que sitúa a las mujeres en posición de víctimas por el solo hecho de ser mujeres. Este estereotipo aumenta la imagen de vulnerabilidad e indefensión y, al mismo tiempo, las condiciones de posibilidad para ejercer violencia. Las mujeres que han vivido en la pasividad, la sumisión y la dependencia no son propensas a ejercer conductas agresivas u hostiles paradefenderse. Entonces es así como se transforman en víctimas, por el hecho de ser mujeres y no por ser atacadas. Son estas creencias las que van a condicionar las formas de pensar, los comportamientos de hombres y mujeres y las condiciones materiales y subjetivas para ejercer violencia.
Aunque la vida y la identidad de las mujeres ha cambiado mucho en los últimos años, la mayoría de las mujereshan visto, vivido y crecido en este modelo y se sigue transmitiendo a través de los medios de comunicación. La prensa, la radio, el cine, la publicidad o la televisión, y en general en toda la industria de la cultura, se detecta un constante goteo de imágenes y expresiones que alimentan una visión deformada de la mujer como víctima, objeto, sexo débil y figura dominada. “A pesar de los avances...
tracking img