Virtud de la alegria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2314 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
VIRTUD DE LA ALEGRIA

Alegría es la resultante de poner todas las cosas en su orden.
Alegría es la paz que se respira después de poner todas las cosas sobre bases firmes.

Alegría es la seguridad que viene después de quitarnos la careta de mentira que recubre la existencia.

Alegría es la plenitud de la inteligencia que se encuentra con la verdad, y la plenitud de la voluntad que seencuentra con el bien. La alegría es producto de la verdad y el bien. Dios es la Verdad y el Sumo Bien. Alegría es el encuentro con Dios en nuestra alma en gracia.

Alegría es el gozo que siente el caminante cuando se encuentra con el guía que le indica el camino verdadero: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” -dijo Jesús-.

Solamente puede decir que en realidad vive aquel que es feliz. Para esovino Jesús al mundo, para darnos vida para hacernos felices: “Yo he venido para que tengáis vida y vida en abundancia”-dijo Jesús-.

Es feliz el caminante que va por el camino verdadero y aunque no haya llegado, tiene la esperanza que el camino lo llevará a la meta que persigue. Goza quien llega a la meta, pero también camina feliz el que va por la senda verdadera que conduce a la meta.

laalegría es producto del cuidado permanente de que todas las cosas estén en su lugar: que la verdad alumbre nuestra inteligencia, que la noción de bien sea el único motor que nos lleve a actuar, y así Dios sea él huésped permanente de nuestra alma. ¿Quieres más? Todo esto, pero con plenitud total se te dará en el Cielo.

Ninguna adversidad tiene capacidad de robarnos la alegría, porque por la fe yconfianza en Dios nos damos cuenta que no existe nada adverso, al contrario, sabemos, como dice Pablo, que “todo es para bien”. Entonces, si todo es para bien, ¿por qué ponernos tristes ante la adversidad que es para bien?

Sabemos que “Dios saca cosas buenas de las malas”, cuando te ocurran cosas malas, piensa en todas las cosas buenas que Dios sacará de ellas, y así podrás mantener la alegríaen medio de la peor tragedia.

Sin embargo, la alegría, entendida como anestésico, se ha trocado en mercancía. Nuestra
cultura industrial produce calculadamente un cierto tipo de alegría, que se
consume igualmente según un plan perfectamente elaborado. Por Navidades y
Año Nuevo vemos masas de creyentes y de no creyentes, de comunistas y de
liberales que se desean mutuamente «felicidades», enel cuadro de una
participación universal en el mayor negocio del año. Una alegría artificial y
prefabricada nos invade por todas partes, de formato y presentación variadísimos,
necesariamente nuevos para derrotar a la concurrencia, y cuya característica más
palmaria es justamente su extrema caducidad. El individuo en esta civilización de
consumos, se ve obligado a saltar de un placer a otroy a soportar prolongadas
pausas de tensión y de descontento. Una alegría tan inestable pone de manifiesto
su derivación egocéntrica, y los hijos de nuestro tiempo, manipulados y
planificados, se precipitan sin cesar en el callejón sin salida del narcisismo más
desolado. Pero junto a este hecho hay que notar que los hombres vendidos a su
propio yo, esto es, a sus caprichos, proyectos yopiniones, se instalan muy
difícilmente en una alegría estable, debido a que las exigencias de la vida diaria,
de las situaciones imprevistas, de las tareas y deberes del prójimo en general,
destruyen implacablemente sus raquíticas alegrías egóticas. Toda la cultura
industrial cuenta con ello para lograr sobrevivir: un círculo vicioso asfixiante.

La genuina alegría de vivir es esencialmentealegría de siempre, inalterable,
sin baches ni lagunas, y presupone una ilimitada apertura del corazón y de la
mente, que no sólo es capaz de acoger de buen grado todo lo que puede ocurrirle, sino
que provoca un dinamismo interior que destierra toda rigidez intelectual, toda
indolencia y toda dilación del querer y del obrar.

La alegría de siempre no consiste en la posesión de cosas, poderes...
tracking img