Voluntad de dios en el matrimonio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3294 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Voluntad de Dios en el Matrimonio
Este es la charla mas difícil ya que estamos cansado, pero voy a ser breve. Quien le gusta estar solo? Esa no es la voluntad de Dios. (“No es bueno que el hombre esté solo”, Gn 2, 18), (“esta si es hueso de mis huesos y carne de mi carne” Gn. 2,23).

El matrimonio está entre los planes básicos y originales de Dios para la humanidad:

• En elprincipio del mundo Dios creó a un hombre y una mujer, Adán y Eva. Entre ellos Dios formó una relación especial—un matrimonio. Esta primera pareja gozó de un matrimonio bello en el huerto de Edén.
• La ley fundamental del matrimonio. Dijo Dios: “Dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne” (Génesis 2.24). El hombre—sólo uno. Su mujer—sólo una. Elmatrimonio une a un solo hombre con una sola mujer.
• Fuimos creados hombres y mujeres para que pudiéramos amarnos en pareja  (Génesis 1, 27-28). Pero además, esta capacidad de amor y relación es, en su realidad misma, el signo que refleja que somos parecidos a Dios, o a Imagen de Dios, que es Amor (Gn. 1, 27; Mt., 19,4; Icor, 11,7, etc.).
• Gracias a ello, hombre y mujer pueden ser eluno para la otra el compañero o compañera de conquistas y logros, y sobre todo, la pareja con la cual podemos abrirnos al milagro de la procreación: “Y los bendijo Dios diciendo: ‘Sean  fecundos y multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todo ser viviente que se mueve sobre la tierra” (Gn 1, 28)
Matrimonio:
El matrimonio es la íntimaunión y la entrega mutua de la vida, entre un hombre y una mujer, con el propósito de buscar en todo el bien mutuo. Dicha relación tiene sus raíces en la voluntad original de Dios quien al crear al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza, les dio la capacidad de amarse y entregarse mutuamente, hasta el punto de poder ser “una sola carne” (Véase Gn. 1, 22 y 2, 24).

Así, el matrimonio es tanto unainstitución natural como una unión sagrada que realiza el plan original de Dios para la pareja. Pero además Cristo elevó esta vocación al amor a la dignidad de sacramento cuando hizo del consentimiento de entrega de los esposos cristianos el símbolo mismo de su propia entrega por todos en la cruz.

Fue voluntad y misericordia de Cristo mismo devolverle a la relación matrimonial su carácterindisoluble  y hacer de ella un símbolo o sacramento de su propia entrega por la humanidad.(Mt 19, 3-6; Ef. 5, 2. 21-33) El, que garantizó su gracia a todo aquel que se ama en su amor (Jn. 15, 12-16) se une a la entrega de amor que se hacen los esposos para garantizarla y sellarla.

Es un camino excelente de santidad.
Los Cimientos Bíblicos

Hay tres cimientos bíblicos para un matrimonio bíblicoque agrada a Dios y que es un placer de disfrutar: (1) obediencia a Dios y a Su voluntad, (2) un concepto y práctica de amor catolico, y (3) un entendimiento y respeto del principio de una sola carne (sexo). Aunque la decisión con quien te casas es algo personal, una vez hecha, Dios entra en la relación para ratificar (o hacer legal) y obligatorio esta relación Mateo 19:6.

Obediencia a Dios y aSu voluntad – La base para la felicidad y la vida eterna es la misma, obediencia a la voluntad de Dios. Por eso los dos deben ser cristianos, salvos y esforzándose a servir a Dios.

Según Juan 6:40 la voluntad de Dios es que todos creen en Jesucristo para la vida eterna. En 1ª Juan 2:17 dice que “el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”. La base de la salvación es obediencia a lavoluntad de Dios, y esto empieza primero con aceptar a Jesús como su salvador personal. Lo demás de la vida cristiana gira alrededor de este espíritu de obedecer a Dios. Uno pone su vida en orden según Dios nos indica en la Biblia. Lo que está afuera de lo que Dios quiere, es pecado y rechazado, pero lo que Dios dice y quiere, es nuestra guía y regla.

El Amor Catolico – El amor no es una...
tracking img