Von trier

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4944 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Será mejor hablar desde el primer momento del final de la película MELANCOLÍA, de Lars von Trier. Todo el mundo muere. No solo los invitados a la maravillosa boda que se celebra al principio de la película en un castillo de lo más romántico rodeado por un campo de golf. Y no solo la vida en la Tierra. En el mundo que evoca el realizador danés, estamos solos en el universo. El abrazo cósmico denuestro planeta con uno diez veces mayor, MELANCOLÍA, marca el final de la vida tal como la conocemos.

No puede haber un fin más drástico. Según dice von Trier, con ese humor tan típico suyo: “En cierto modo, la película tiene un final feliz”.

Voy a ver al director en su despacho-salón en la Ciudad del Cine de Avedore, cerca de Copenhague, un soleado día de primavera, cuando todo renace yreverdece, y no es una coincidencia que empecemos por el final. De hecho, el final ya estaba decidido cuando empezó a desarrollar la idea de MELANCOLÍA, y supo inmediatamente que el público debía saber este final muy al principio.

“Pasa lo mismo en Titanic”, dice, mientras se coloca en su posición favorita de “entrevistado”: reclinado en unos cojines verdes, con los brazos detrás de la cabeza.“Cuando embarcan, ya se sabe que va a ocurrir algo con un iceberg gigante. En mi opinión, pasa en la mayoría de películas”.

El germen de Melancolía
Seguimos a dos hermanas hasta el amargo final. Justine, interpretada por Kirsten Dunst, es una melancólica por la gracia de Dios a la que le cuesta encontrar un lugar en el mundo y cumplir con todos los rituales vacíos, que se siente más cómoda cuando seacerca el fin del mundo. Su hermana mayor, Claire, a la que da vida Charlotte Gainsbourg, disfruta del mundo y le cuesta despedirse de la vida.

“Creo que Justine es como yo. Está basada en mí y en mis experiencias con las profecías del día del juicio final y con la depresión. Pero Claire es una persona… normal”, dice Lars von Trier, riendo, al que ha perseguido la ansiedad durante toda su viday que cada vez que oía un avión cuando era niño estaba convencido de que había empezado la III Guerra Mundial.

La primera vez que fui a ver a Lars von Trier para el libro, estaba buscando una idea para su siguiente película. Visitaba museos y escuchaba música para inspirarse; dejaba caer ideas y trozos de trama que he redescubierto en la película. Pero el objetivo principal no era la película,sino su bienestar personal.

Su trabajo consistía en paseos programados y horas de oficina con la idea de salir progresivamente de la depresión que se había apoderado de él unos años antes. Lars von Trier es un melancólico de nacimiento. En las épocas que no rueda, y podría disfrutar, cae en picado. Se siente mucho mejor cuando hay pánico a bordo y todo depende de él: el equipo técnico, losactores, los inversores, los diálogos y la trama. Sin mencionar el idioma cinematográfico en sí, al que hay que infundir unos cuantos neologismos mientras busca una forma de pisar los pies de la cultura, la política o la ética.

“Mi psicoanalista me dijo que normalmente los melancólicos son más sensatos que la gente normal cuando se encuentran en una situación desastrosa, en parte porque puedendecir: ‘Ya te lo había dicho’”. Se ríe antes de seguir. “Y también porque no tienen nada que perder”.

Rozando el plástico
Durante el año en que entrevisté al director, su humor mejoraba a medida que avanzaba el guión. Hoy, tumbado en el sofá, con una sudadera negra con capucha de la que sobresale una barba gris, incluso parece alegre.
“Me he divertido más rodando esta película, pero es verdadque pasaba por un mal momento cuando rodé Anticristo”, dice.

En MELANCOLÍA se enfrenta a la idea de la melancolía más que a un cataclismo propiamente dicho. Aunque la base fue la melancolía que sufría, la idea empezó a cobrar forma a partir de una conversación y de un intercambio epistolar con Penélope Cruz, que quería rodar una película con él. Le contó que le fascinaba la obra “Las...
tracking img