Will kymlicka, "derechos individuales y derechos de grupo en la democracia liberal"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 5 (1054 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 15 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
2Derechos individuales y derechos de grupo en la democracia liberal
Will Kymlicka

Resumen

Tras el final de la guerra fria las demandas de los grupos étnicos y nacionales han ocupado el centro de la vida política. Muchas de estas exigencias se han hecho apelando a los derechos de grupo y a la «política de la diferencia». En este ensayo se intenta mostrar que estas exigencias son en muchoscasos compatibles con los principios liberales de libertad individual y justicia social. En este sentido, los derechos especiales de representación, los derechos lingüísticos y los derechos de autogobierne tienden a capacitar la autonomía de las minorías nacionales con respecto a la nación mayoritaria. Su límite se encuentra en la prevención de la dominación: asegurando la igualdad entre los gruposy la libertad e igualdad dentro de los grupos.

“Derechos individuales y derechos de grupo en la democracia liberal”

Muchos liberales parten de la premisa de que el estado debe ser completamente neutral respecto a los diversos grupos etnoculturales, según ellos, la cultura debe ser tratada como la religión como algo que las personas pueden desarrollar en su esfera privada. Al igual que nohay religión oficial no puede haber culturas oficiales.
Contra esto Kymlicka pone en evidencia que eso no ocurre en ningún país del mundo, incluso las naciones cívicas (que solo exigen para la pertenencia que se viva en el territorio y se aprenda la lengua y la historia del país), pues el estado debe optar por una determinada historia, a través de que lengua se enseña o cual se usa para lasrelaciones con la administración pública. Asimismo debe señalarse la fecha de las festividades oficiales y, a veces, favorecer la inmigración de una u otra procedencia. Todas estas decisiones influyen de forma clara en la conservación y mantenimiento de una o varias culturas societarias.

La segunda cuestión está en relación a los intentos de los estados de homogenizar y unificar la culturasocietaria de la ciudadanía. El objeto de esto, aceptado también por Kymlicka, es facilitar la creación de la mano de obra móvil, educada y alfabetizada que necesita la economía moderna, y garantizar cierta cohesión y solidaridad entre la población al tener una cultura societaria común.
Kymlicka critica que estos intentos de construcción nacional (con mayor o menor éxito) suponen una ventaja para losindividuos a los que esa lengua y cultura societaria les son propias. Ante esto las minorías culturales tienen dos opciones: integrarse o resistir. La opción de resistencia pasa por conseguir los derechos y el autogobierno (lo cual no tiene porqué significar independencia) necesarios para crear sus propias instituciones económicas, políticas y educativas en su propia lengua.

Parece que lacapacidad y la motivación para formar y mantener esa cultura propia separada de la mayoritaria es exclusivamente característica de los grupos nacionales (territorialmente asentados), y no de los grupos inmigrantes.
Kymlicka explica que los inmigrantes generalmente no tienen esa capacidad de resistencia debido a su dispersión territorial al tratarse de movimientos individuales o familiares y nocomunidades enteras y, sobre todo, que el inmigrante al abandonar voluntariamente sus lazos culturales, psicológicamente esta predispuesto a integrarse en otra sociedad nacional. El multiculturalismo en este caso no debe entenderse como contrario a la integración pues la aceptación por parte del estado receptor de determinados derechos de grupo como puede ser el uso de turbantes en cargos públicos o delvelo en la escuela suponen solamente una redefinición del concepto de integración que facilita el acceso de estas minorías a las instituciones y a normalizar las relaciones dentro de esa sociedad mayoritaria.

Sobre la legitimidad y la conveniencia de la adopción de unidades políticas con base nacional Kymlicka afirma, junto con muchos liberales como J. E. Mill, que desde un punto de vista...
tracking img