Xcvdv

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (406 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
—¿Qué haces aquí, Mayta? —exclamó Adelaida—. ¿A qué has venido?
El castillo Rospigliosi está en el límite de Lince y Santa Beatriz, barrios ahora
indiferenciables. Pero cuando Mayta se casó conAdelaida había entre ellos una lucha de
clases. Lince fue siempre modesto, un barrio de clase media tirando para proletaria, de
casitas estrechas e incoloras, conventillos y callejones, veredas congrietas y jardincillos
montuosos. Santa Beatriz, en cambio, fue un barrio pretencioso, en el que unas familias
acomodadas construyeron mansiones de estilo «colonial», «sevillano» o «neogótico»,como este monumento a la extravagancia que es el castillo Rospigliosi, un castillo con
almenas y ojivas de cemento armado. Los vecinos de Lince miraban con resentimiento y
envidia a los de SantaBeatriz, porque éstos, a su vez, los miraban por sobre el hombro y
los choleaban.
—Quisiera conversar un momento contigo —dijo Mayta—. Y, si no te importa, ver a mi
hijo.
Ahora Santa Beatriz yLince son la misma cosa; el primero decayó y el segundo
mejoró hasta que se encontraron en un punto intermedio: barrio informe, de empleados,
comerciantes y profesionales ni ricos ni paupérrimospero con problemas para llegar a fin
de mes. Esa medianía parece bien representada por el marido de Adelaida, Don Juan
Zárate, funcionario de Correos y Telégrafos con muchos años de servicio. Sufoto está
junto a la ventana sin cortinas por la que puedo observar el castillo Rospigliosi: como allí
funciona una dependencia del Ministerio de Aviación, lo rodean alambradas y sacos de
arena,por sobre los que asoman cascos y fusiles de centinelas. Una de esas patrullas me
detuvo al venir aquí y me registró de pies a cabeza antes de dejarme pasar. Los
avioneros estaban muy nerviosos,los dedos en los gatillos. No es para menos, dados los
acontecimientos. En la foto, Don Juan Zárate aparece de terno y corbata, serio, y
Adelaida, prendida de su brazo, está también adusta....
tracking img