Xxi domingo ordinario 26 de agosto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1495 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Comulgar: un compromiso total

XXI Domingo Ordinario 26 Agosto


Josué 24, 1-2. 15-17.18: “Serviremos al Señor porque Él es nuestro Dios”

Salmo 33: “Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor”

Efesios 5, 21-32: “Éste es el gran misterio, y yo refiero a Cristo y a la Iglesia”

San Juan 6, 55. 60-69: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna”.

En aquel tiempo,Jesús dijo a los judíos: “Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida”. Al oír sus palabras muchos discípulos de Jesús dijeron: “Este modo de hablar es intolerable, ¿quién puede admitir eso?”

Dándose cuenta Jesús de que sus discípulos murmuraban, les dijo: “¿Esto los escandaliza? ¿Qué sería si vieran al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El Espíritu es quien da la vida;la carne para nada aprovecha. Las palabras que les he dicho son espíritu y vida, y a pesar de esto, algunos de ustedes no creen”. (En efecto, Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo habría de traicionar). Después añadió: “Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede”.

Desde entonces, muchos de sus discípulos se echaron para atrás y ya noquerían andar con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: “¿También ustedes quieren dejarme?” Simón Pedro le respondió: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios”. (Jn 6, 55. 60-69).

Momento de decisión

Este día, más que buscar algún hecho de vida actual, quisiera que trajéramos a nuestra memoria el acontecimiento que nosnarra la primera lectura. Josué, después de haber introducido al pueblo en la Tierra Prometida, se enfrenta al grave problema que tiene un pueblo que débil puede caer en las seducciones de los pueblos ya establecidos, con mejor organización, más progreso y sobre todo con otros dioses y otras costumbres. Reúne a todo el pueblo: ancianos, jefes, jueces y escribas y les propone algo decisivo para lahistoria del pueblo: su entrega incondicional y su consagración a Dios. “Si no les agrada servir a Dios, digan aquí y ahora a quién quieren servir…” ¿Volverse a otros dioses cuando han visto las hazañas del Señor, cuando han sentido su amor y protección, cuando los ha guiado con la ternura de una madre? Así responden con seguridad al dilema puesto: “Lejos de nosotros abandonar al Señor paraservir a otros dioses… Nosotros serviremos al Señor, porque Él es nuestro Dios”. Recordando el amor que les ha tenido, no temen tomar la decisión drástica que les propone Josué. Pero este acontecimiento no queda en el pasado. A cada uno de nosotros nos pregunta el Señor, por boca de Josué, si queremos seguirlo y que hablemos claro, para no estar con ambigüedades, para no estar con dudas, para contarcon nuestra seguimiento.

En la ambigüedad

Parecería que en la actualidad está de moda permanecer en la ambigüedad y tener prendidas dos velas. Lo hemos visto en la política, lo contemplamos con los amigos, lo sentimos en las decisiones… Nos cuesta mucho tomar una decisión y asumir las consecuencias. Imaginemos lo que provoca el discurso de Jesús, con exigencias y compromisos. Las palabras deJesús provocan una grave crisis entre sus seguidores y discípulos. Las multitudes se alejan bruscamente de él porque ha interrumpido sus sueños de grandeza cimentados en fórmulas materiales, económicas y militares. Hasta en sus más cercanos discípulos aparecen rostros llenos de dudas y contradicciones: “Este modo de hablar es intolerable, ¿quién puede admitir eso?” Y también para nosotros puedeparecer un modo intolerable, demasiado radical, porque nosotros ya nos hemos hecho a un estilo de vivir y de comportarnos, un modo seguro. Nos acostumbramos a vivir una religión adaptada a nuestros gustos, dulcificada y aligerada. Pero las palabras de Jesús son explosivas e inquietantes. Comer su Carne y beber su Sangre no implica ciertamente una especie de antropofagia, sino una forma de creer...
tracking img