Yo también

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (387 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hace algunos años, una de las tribus de África fue víctima de una terrible sequía seguida de una escasez que puso en alto riesgo la vida de sus habitantes.

La tribu, llamada Zambrano, estabaconformada por hombre y mujeres, en su mayoría jóvenes y rebeldes, que no solían escuchar los consejos de los viejos sabios que tanto tenía por contar. La vida en África era dura y cuenta la leyenda quecada 100 años, en aquella aldea, se iniciaba una gran sequía que, a menudo, terminaba en escasez. Para ese entonces, los habitantes de la tribu debían dedicarse a coleccionar frutos y cazar para estarpreparados.

La fecha se acercaba y un viejo sabio advirtió: “La sequía se acerca y será difícil de superar, tal vez imposible. Solo hay una salida…”. Los jóvenes de la aldea se rieron de él. Esmás, la mayoría dudo también de la existencia de dicha “sequía”. Nadie preparó nada, nadie se preocupó y un día, sin avisar, la sequía llegó.

Los ríos se secaron, los animales huyeron y un calorimpresionante invadió la aldea. Los hombres de la tribu salían temprano a cazar y regresaban tarde con las manos vacías, a veces, uno que otro animal descompuesto.

El pánico se apoderó de toda la tribu yfue entonces cuando recordaron al anciano. Decidieron buscarlo, pero fue inútil. No estaba. Su casa estaba vacía y solo encontraron una nota que decía “suban a la montaña más alta, solo ahí se podránsalvar”. Los habitantes de la tribu estaban desconcertados, pero no tenían elección. Las montañas eran su última esperanza. Así que empacaron algunas cosas y todos, jóvenes niños y viejos,emprendieron el viaje.

Las montañas se encontraban muy lejos de allí. Los nativos caminaron semanas sin comer y muchos se quedaron en el camino sin poder resistir más. Algunos incluso pensaban que el viejoestaba loco. Sin embrago, siguieron y, empezando la cuarta semana, al fin, llegaron. Y cuál fue su sorpresa al ver que, efectivamente, el anciano los esperaba junto a una vertiente de agua fresa y...
tracking img