Yo, y la tierra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (329 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La escoba dribla sobre las astillas de la ropa;

vientos extraños chotean a lo largo de los puentes.

Me he puesto mis zapatos rojos

y comienzo a tararear una balada

que se medesprende del alma.

Alguien desearía que tuviera más cuidado.

De repente surge el domingo

y el agua aún no ha hervido.

Bostezo y me torno muy sensitivo

y un especial silencio me trae unbossa nova.

Entre las hojas del árbol de las cigarras

sólo yo sé si la redundancia hace falta o no.



2



Me aprieto el pecho.

¿Acaso ya no recuerdo las sombras

que morandentro de él?

Un aeroplano atraviesa el firmamento

y únicamente son verdaderos los colores de sus alas.

Una silente luna describe

las memorias de unos amantes,

quienes creyeron queel paraíso estaba

a la vuelta del otro día.



3



Construyo una serie de arcoiris

para mi tonta moza de los volantines.

Nuestro amor está a la espera,

mas yo no puedoaguardar por las vías lejanas.

Danzo locamente y derivo hacia adelante.

(Un gato permanece derecho

y desea cantar un par de blues).

El amor fue una prenda fácil

que durante largo tiempogozó del verdor.

Ahora su aliento ha terminado

y yo pienso acerca de él

que donde y cuando exista

es menester que haya un vehículo salvador.



4



Un hombre se integra ala noche

y cuando emerge viene con el color de la luz.

De día le canta al sol

y por si fuera poco esfuerzo

se arrima al precio de las ofertas.

Él toca y zarandea al tardío veranoy avanza alrededor

del recuerdo de sus días en Madrid.

Cuando lo gana el sueño

salta y se aparta

a ver si aplasta a la nueva vida.



5



Había bubas

y todas erancosas suyas.

En el cuarto yo deseaba conocerla,

mas ahora que se ha ido

con su hombre, el maestro de velocidades,

amenizo con canciones la infamia

que dejó plasmada en mi boca.
tracking img