Zapata, un hombre con luz en los ojos.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (688 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
-----------------------
Árbol con Raíces
Emiliano Zapata: Un Hombre con luz en los ojos.

Zapata es sin lugar a dudas uno de los más grandes héroes de nuestra historia. Por su origen, por todoslos acontecimientos en los que participó, por su sencilla coherencia, por su carácter lleno de los símbolos que caracterizan a los hombres que tienen una profunda sabiduría y al mismo tiempo una grantransparencia en este caso oculta entre el gesto duro de quien controla sus emociones, de quien no deja ver su alegría pero tampoco su dolor.
A partir del “Vamos...” 2 te estaremos entregando, enpartes, la vibrante historia de Miliano el niño trabajador y juguetón, Miliano el joven enamorado y excelente caballerango, Miliano el revolucionario en quien los campesinos e indígenas de Morelosdepositaron su confianza, Miliano que sigue librando batallas en esta nuestra patria llena de injusticias.

1

Cuando Zapata era niño la vida era muy difícil, en aquellos años no tenían las comodidadesque ahora gozamos, mismas que resultan del trabajo de miles y miles de manos de trabajadores del campo y la ciudad. Si necesitaban agua, nada de abrir la llave y listo, abría que cargarla desde el ríoo del ojo de agua, si necesitaban luz, nada de prender el interruptor y sale y vale, habría que traer petróleo o fósforos para prender el quinqué y para bañarse sólo agua fría y bañarse a mentadas demadre...con la jicarita. Así que los niños como Zapata tenían muchas ocupaciones y casi no tenían tiempo para jugar y cuando podían jugar se trataban de juegos en el campo, al aire libre, brincararroyos, trepar árboles, jugar a atrapar lagartijas y camaleones o pescar algo para la comida. Miliano y Chico-su gran amigo-se daban tiempo para cuidar sus animales y darle vuelo a la hilacha, trepadosen las grandes rocas se entretenían mirando las aves, adivinando sus cantos, imitando con sus brazos el batir de sus alas. A veces Miliano se quedaba callado observando el horizonte y recordaba sus...
tracking img