A partir de hoy nora roberts

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 166 (41472 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
A partir de hoy
Nora Roberts

[pic]

A partir de hoy (2007)
Historia corta incluida en la antología “Junto a mi”.
Título Original: From this day (1983)
Editorial: Harlequin Ibérica
Sello / Colección: Top Novel 35
Género: Contemporánea
Protagonistas: Taylor Reynolds y Bea Jay “B.J.” Clark
Argumento:
Una mujer debe luchar para evitar que la pensión que dirige se convierta en uncomplejo turístico, pero también tendrá que luchar para evitar que el nuevo dueño se quede con su corazón.
Capítulo 1
La primavera se retrasaba en Nueva Inglaterra, donde la nieve persistía en parches aislados y pequeños tallos empezaban a brotar tímidamente en las ramas desnudas de los árboles. Algunos tempraneros brotes de color florecían en la tierra, y el aire era fresco y prometedor.

B.J.abrió la ventana con una fioritura y recibió la brisa matinal en su habitación. Era sábado, pensó con una amplia sonrisa mientras se recogía en una trenza su larga melena color trigo. La pensión Lakeside estaba a media ocupación, pues aún faltaban tres semanas para la temporada veraniega, de modo que sus obligaciones como encargada no serían gran cosa durante el fin de semana.

Sus empleados leeran leales, aunque se exaltaban con facilidad. Como una gran familia, discutían, se enfurruñaban y se provocaban mutuamente, pero también se unían como el mortero y el ladrillo cuando la situación lo requería. Y ella, pensó con una sonrisa melancólica, era la cabeza de familia.

Se puso unos vaqueros desgastados sin detenerse a considerar la incongruencia del título. Una mujer pequeña y deaspecto infantil se reflejaba en el espejo, con sus curvas disimuladas por un atuendo informal y las trenzas colgando a ambos lados de un rostro élfico con forma de corazón y grandes ojos grises. Los ojos eran su único rasgo de gran tamaño; empequeñecían su nariz respingona y su boca de cupido y expresaban fielmente sus cambios anímicos. Tras atarse los zapatos, salió apresuradamente de la habitaciónpara supervisar los preparativos del desayuno antes de salir a dar un paseo en solitario.

La escalera principal de la pensión era amplia y desnuda, sin alfombra y sin ninguna curva o ángulo. Conectaba los cuatro pisos con una subida tan recta y recia como la estructura del edificio. B.J. vio con satisfacción que el vestíbulo estaba limpio y desierto. Las cortinas habían sido descorridas pararecibir la luz del sol, los cojines con encaje de aguja habían sido ahuecados y un jarrón de flores frescas adornaba el mostrador alto y barnizado de recepción. Del comedor le llegó el ruido de la cubertería y soltó un suspiro al oír la discusión entre dos camareras.

—Si de verdad te gusta un hombre con ojos de cerdito deberías estar contenta.

B.J. vio a Dot encogiéndose de hombros mientrasrodeaba una mesa cubierta con un mantel de lino blanco.

—Wally no tiene ojos de cerdito —insistió—. Son unos ojos muy inteligentes. Lo que ocurre es que tienes celos —añadió con deleite mientras llenaba los azucareros.

—¿Celosa yo? ¡Ja! El día que esté celosa de una pequeñaja bizca... Oh, hola, B.J.

—Buenos días, Dot, Maggie. Coloca dos cucharas y un cuchillo en esa mesa, Dot. Y creo que untenedor añadiría un toque muy agradable.

Dot desplegó el mantel en la mesa mientras su compañera se reía por lo bajo.

—Wally va a llevarme esta noche a una sesión doble en el autocine —declaró Maggie con satisfacción mientras B.J. entraba en la cocina y dejaba que la puerta se cerrara tras ella.

A diferencia de la anticuada atmósfera que reinaba en el resto de la pensión, la cocinarelucía con la eficacia del siglo XX. El acero inoxidable brillaba por doquier, los armarios y alacenas se erguían como soldados veteranos, las paredes y el suelo de linóleo despedían destellos de limpieza y el inmenso horno recordaba por qué el principal atractivo de la pensión era su menú. B.J. sonrió, complacida por la perfecta pulcritud de la cocina y el aroma del café.

—Buenos días, Elsie...
tracking img