A partir de manhattan: la mirada de lo abyecto en enrique lihn

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2488 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A partir de Manhattan: la mirada de lo abyecto en Enrique Lihn
[pic]
Carolina Romero.

Tal como lo expresa Waldo Rojas en 1984 en la revista Lar, la escritura de Lihn es sumamente extensa. Se le reconoce como el creador de una “corriente profundamente renovadora de las tradiciones de la lenguapoética en Chile y en América Latina” (3) donde destaca un esfuerzo crítico y teórico, el que se mantiene en forma constante tanto en prosa (de manera explícita) y en el ejercicio de la poesía, este esfuerzo crítico y teórico late como una “conciencia estructurante de su poesía” (3), donde se entrecruza y problematiza este afán teórico y crítico con el acto de escribir que es en sí mismo la irrupción deuna instancia subjetiva.

Cautivante por demás resulta la poesía que cultiva Lihn, en sí misma apela y seduce tanto a la contemplación lírica como a la curiosidad intelectual de quien la lee, cada poema representa un desafío, un placer difícil de explicar, dado que los poemas que recibimos son más bien estructuras híbridas entre el arrebato lírico y la crítica teórica, donde pueden coexistirdentro de una misma estrofa versos dulcemente arrebatados con otros que son inyecciones ácidas de ironía, como por ejemplo, el poema Despedida, o Natalie.
La poesía de viaje resulta particularmente interesante, tanto Matías Ayala como María Luisa Fischer se refieren a esta poesía. Este breve escrito osará abordar el tema de la mirada en algunos poemas del poemario A partir de Manhattan, basándoseespecialmente en la relación que establece el poeta entre la ciudad y la pintura de Francis Bacon.
En los poemas que escribe en sus viajes por Europa existe “en el viaje una dialéctica curiosa entre lo extraño y lo familiar, lo desconocido y la memoria” (Ayala: 12), de alguna manera, los lugares que experimenta por vez primera ya han sido apropiados en forma previa, al menos de manerasimbólica, aunque sea en “un libro de estampas”, tal como quedará de manifiesto en el poema Muchacha Florentina.
Sin embargo, “En comparación con París, Manhattan fue “escrito para otros”. El poeta no tiene allí sus referentes culturales” (Valdés: 202). No existe una apropiación previa de la ciudad, me atrevería a decir que es en A partir de Manhattan donde nos encontramos con la mirada de Lihn, nocon la lectura de una ciudad que de alguna manera está en su referente imaginario, como en el caso de sus viajes por Europa.
Es en Manhattan donde experimenta la mirada, entendida en términos de Berger, como la explicación por medio del lenguaje de lo que se ve. John Berger hace hincapié en que la vista llega primero que el lenguaje y, de cierta manera, el lenguaje no es capaz de cubrir porcompleto la función de la vista.
Es así como Hipermanhattan nos muestra la posición del poeta que mira esta ciudad:
Escrita para otros
la ciudad con sus mendigos imperiosos
y yo analfabeto
(los hados me caparon del inglés al nacer)
por la Quinta Avenida, este río del viento
filudo de Manhattan
soy un puñado de palabras lectoras
unahoja que lee su paisaje de letras
arrastrada del viento, el azaroso.

Si el paraíso terrenal fuera así
igualmente ilegible
el infierno sería preferible
al ruidoso país que nunca rompe
su silencio, Babel.

Cuando el poeta se enfrenta a una ciudad donde no conoce el idioma carece de referencias previas “lo escrito es ilegible y el habla se siente sólocomo un ruido. Manhattan donde se juntan casi todas las lenguas del mundo –Babel- es paradójicamente el lugar de un silencio atronador. Ni el idioma ni la literatura sirven de protección para el hablante” (202). De esta manera, lo que queda es la mirada, esta aprehensión del mundo que le bombardea de imágenes, en estos poemas Lihn mira, construye Manhattan desde la mirada, cual voyeur...
tracking img