A veinte leguas de pinto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (522 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A veinte leguas de Pinto y a treinta de Marmolejo, existio un castillo
viejo, que edificó Chindasvinto.
Habitolo un gran señor, algo feudal y algo bruto; se llamaba Sisebuto, y
su esposa, Leonor.Y Conegunda, su hermana, y su madre, Berenguela, y
una tía de su abuela atendía por Mariana; y su cuñado, Vitelio, y su
nieta, Rosalía, y su consuegra, Lucía, y su hijo mayo, Rogelio.
Era una nochede invierno; noche dura y tenebrosa, noche terrible,
espantosa, noche atroz, noche helada, noche horrible, noche oscura,
noche llena de amargura, noche infausta, noche airada.
Cabalgando en uncorcel de color verde botella, raudo, como una
centella, llega al castillo un doncel.
Empapada trae la ropa, por efecto de las aguas; como no lleva paraguas,
llega el pobre hecho una sopa.
Salta elfoso, llega al muro, se encamina hacia la entrada: -¡Está la
puerta cerrada!, exclama. ¡Vaya un apuro! En esto, algo que resbala
siente sobre su cabeza; levanta el brazo, y tropieza con la cuerda deuna escala.
Sube, que sube, que sube; trepa, que trepa, que trepa, y ...¡cae en
brazos de un querube! ¡La hija del Conde!,¡La Pepa! En lujoso camarín
introduce a su adorado y, al notar, que estámojado, lo seca bien, con
serrín. -¡Lisardo!, mi bien, mi anhelo, el único ser que yo adoro, el de
los cabellos de oro, el de la nariz de cielo, el de mayor señorío, mi
tesoro idolatrado: ¡Dí, quésientes a mi lado! Y él resopnde: - ¡Siento
frío! -¿Frío, has dicho? Eso me inquieta. -¿Frío, has dicho? Eso me
espanta. - ¿No llevarás camiseta, verdad? Pues toma esta manta. - Y
ahora hablemos delcariño que a nuestras almas disloca. - Yo te amo como
una loca. - Yo te amo como un niño. - Mi pasión raya en locura. - La mía
es un arrebato. - Si no me quieres, me mato. - Si me olvidas, me hagocura. -¡Cura, tú! por Dios bendito, no repitas esas frases, en jamás de
los jamases. Pues ¡estaría bonito! Hija soy de Sisebuto, desde mis más
tierna infancia; y aunque es mucha su arrogancia, y...
tracking img