E.h.carr

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 75 (18571 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Segunda parte

Historia e historiadores

89

6. Edward Hallet Carr ¿Qué es la historia?

21

Edward H. Carr es un eminente internacionalista inglés de destacada actuación en los períodos de postguerra en la elaboración de tratados de paz. A partir del año 1925, en que fue enviado a Riga como miembro del cuerpo diplomático, emprende el estudio de lo que más tarde va a ser su obra encinco volúmenes The Bolshevick Revolution, donde trata de hacer un detallado estudio de la revolución bolchevique hasta la llegada de Stalin al poder. Aunque no participa directamente en todos los planteamientos marxistas, es un gran conocedor de éstos y cita a Marx, en forma oportuna y con gran claridad. Esto, junto a su inclinación por el estudio del fenómeno revolucionario ruso, nos permitirácomprender con mayor claridad sus juicios de valor respecto a diferentes conceptos históricos. Su libro ¿Qué es la historia? (1967) es una compilación de seis conferencias «George Macauley Trevelyan» dictadas en la Universidad de Cambridge entre enero y marzo de 1961; encontramos en éstas no la palabra del filósofo de la historia a lo Collingwood o Jaspers, sino más bien la del historiador que conocey comprende la situación que estamos viviendo. Los tres primeros capítulos de este libro son presentaciones críticas de lo que otros autores han dicho sobre los hechos históricos, la sociedad y el individuo, y la relación de la historia con la ciencia y la moralidad. En lo que respecta al primer punto, hace un análisis generacional de personas y tendencias y la manera como
21

Publicado enHistoria peruana. Lima, junio, 1968, pp. 45-47.

[91]

91

éstas definían los hechos históricos, pasando por Ranke hasta llegar a Collingwood. Nos presenta tres ideas «collingwoodianas», las cuales no apoya ni refuta radicalmente y son las siguientes: primero, historiar es interpretar; segundo, el historiador debe poseer una comprensión imaginativa de la mentalidad de las personas que leocupan; en la tercera, donde se nota la influencia de Croce recogida por Collingwood, dice que sólo podemos captar el pasado y comprenderlo a través del presente. Carr no es partícipe de una historia que solamente sea una compilación objetiva de los hechos. Ni de una primacía del hecho sobre la interpretación ni de una historia como producto subjetivo de la mente del historiador; tampoco es partícipe dela historia que posee su centro de gravedad en el pasado ni de las que lo poseen en el presente. Para Carr, la historia es «un proceso continuo de interacción entre el historiador y sus hechos, un diálogo sin fin entre el presente y el pasado». En lo que respecta al historiador y la sociedad, nos dice que el historiador es un ser humano individual, lo mismo que los demás individuos y a la vez unfenómeno social, «producto a la vez que portavoz consciente o inconsciente de la sociedad a que pertenece». Es por esto que afirma que no puede comprenderse la obra de un historiador sin captar antes la posición desde la que él la aborda, teniendo esta posición raíces sociales e históricas. Refuta la tesis providencialista del acontecer histórico, y cree junto con Marx que «Es el hombre, el hombrereal y vivo, quien lo hace todo, quien posee y lucha». Sin menoscabar la participación de la masa en la historia, cree en la capacidad creadora de grandes dominadores como Napoleón y Bismark, quienes dirigieron y encaminaron la situación social existente. En el tercer punto —historia, ciencia y moralidad—, elaborado quizá con mayor serenidad que la obra de Marc Bloch, escrita en una celda nazi, ysin el ciego fanatismo burgués de repudio al pensamiento marxista de Popper, en su libro La miseria del historicismo, encontramos que Carr hace un estudio sucinto de los científicos sociales y el afán de familiarizar la exactitud de las ciencias naturales a la historia. Presenta cinco reparos que a menudo se hacen a la historia para considerarla poseedora del rigor científico, pero ninguno de...
tracking img