M-19

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1165 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El proceso de paz con el M-19 constituyó un hito histórico desde varios puntos de vista. Fue el primer proceso negociado de terminación de un grupo guerrillero, con la entrega verificada de armas y desmovilización de todos sus integrantes, así como con su verdadera y exitosa reincorporación a la vida civil y política del país.

Fue el resultado concreto de la política de paz diseñada durante laadministración del presidente Barco, en la que tuve la oportunidad de contribuir como Ministro de Gobierno. Estaba basada en el cese verificable de hostilidades por parte del grupo guerrillero como condición previa al inicio del diálogo; en una concentración física de todos sus integrantes en un punto del territorio nacional y, lo más importante, cuyo único objetivo era el fin del grupoguerrillero como organización armada. De lo anterior se derivaba la necesaria desmovilización de todos los efectivos y la entrega verificada por veedores internacionales de todas las armas.

La política de paz de esa época no se limitó a la negociación con los grupos guerrilleros. Estaba integrada también por una decisión política de gobierno de transformación profunda de la democracia colombiana, de uncombate frontal contra la pobreza, de un esfuerzo sin precedentes para llevar la presencia del Estado a todo el territorio nacional y de un fortalecimiento de la capacidad de las Fuerzas Militares para ejercer su misión constitucional.

En este sentido, el papel que jugó en particular el Programa Nacional de Rehabilitación, PNR, fue fundamental en demostrar que las reformas sociales no podían niserían impuestas por las armas, sino que eran el fruto de la convicción profunda de un gobierno democrático comprometido con el progreso del país.

Esta política fue innovadora también porque por primera vez (y única en Colombia) fue una estrategia pública, explicada en un documento que se distribuyó masivamente para que toda la negociación se hiciera de cara al país, de manera transparente yabierta.

Por supuesto, la generosidad y firmeza del Gobierno encontraron en los líderes del M-19 interlocutores que reconocieron la inutilidad de la lucha armada y aceptaron la oportunidad que les ofreció la sociedad.

El proceso de negociación mismo no estuvo exento de escollos. Pero los delegados del Gobierno, en particular Rafael Pardo, supieron sortearlos y mantener viva la esperanza depaz de todos los colombianos.

Luego de la firma de los acuerdos de paz en Santo Domingo, el compromiso con la paz de los integrantes del M-19 fue puesto a durísima prueba. En abril de 1990, Carlos Pizarro, su líder y candidato presidencial, fue asesinado por los paramilitares. Esto, que en otros habría sido motivo suficiente para dejar de creer en la democracia, no desanimó al resto de losintegrantes de la AD-M19 y Antonio Navarro Wolff aceptó retomar la candidatura presidencial.
Ya en mi gobierno, el mandato popular de la séptima papeleta para reformar la Constitución se concretó en el llamado a la Asamblea Nacional Constituyente. En ella participaron, elegidos por mandato popular, los delegados de AD-M19, así como delegados del Epl, el Prt y el Quintín Lame, movimientos guerrillerosque se desmovilizaron y entregaron las armas al inicio de mi administración.

El resultado fue la adopción de la Constitución del 91, verdadero tratado de paz y reconciliación, no con los guerrilleros, sino entre todos los colombianos y sus instituciones.

Hoy, veinte años después, queda para Colombia el legado de un proceso exitoso, en el que los miembros del M-19 cumplieron su palabra, y secomprometieron con la paz y la civilidad. La nación y la sociedad asumieron con generosidad y visión de futuro la opción de construir espacios de democracia incluyente y de paz.

Ese legado no puede perderse ni puede soslayarse con objetivos pequeños de política electoral coyuntural. La paz, con firmeza y con sentido de la historia y de futuro, es posible. Y es necesaria, a pesar de que el...
tracking img