Y de la plata qué?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2511 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Y DE LA PLATA QUE?
En el curso de emprendimiento se han adelantado en IERAB, algunos asuntos sobre el crecimiento personal, asuntos de ley de emprendimiento y algo se ha hablado de negocios, sin embargo este último tema es quizás el que menos se ha tratado y bien resulta claro para cualquier emprendedor, que más difícil que llenarse de ganas es conseguir recursos. Pero por lo general hayvarias fuentes, entre ellas tenemos:1. El emprendedor arriesga de su propio capital 2. El emprendedor consiguie un préstamo 3. El emprendedor se asocia, aportando la capacidad técnica y buscando apoyo financiero con otro socio interesado en el negocio 4. El emprendedor accede a un fondo de emprendimiento.
Esta última idea, la número cuatro en la lista es quizás la más benigna, si bien, no esfácil llegar a ella tampoco será imposible. ¿De qué se trata? Pues bien, de la posibilidad de conseguir un recurso hasta por varios millones de pesos con la opción de no devolverlos. ¿Es eso posible? Desde luego, con la ley de emprendimiento en sus “objetos de ley” ya estudiados aprendimos que el estado propende por el apoyo a ideas y personas emprendedoras. Pues bien, un apoyo es el económico, másaún, si ese apoyo es un aporte el cual no hay que pagar, sería como un regalo. De hasta 100’000 000, lo leíste bien? Son hasta cien millones de pesos. Cómo lograrlo? ¿a quién acudir? ¿Quiénes son los posibles beneficiarios? ¿Cómo puedo yo acceder a este recurso? ¿Bajo qué circunstancias tendría que retornar el dinero?...Muchas preguntas verdad?. Por ahora leamos fragmentos de un artículo sobre el temaque nos dejó Juan Bautista Franco Clavijo, ingeniero quien es asesor de MIPYMES:
Los Colombianos nos hemos caracterizado y hemos sido reconocidos internacionalmente por ser gente creativa, trabajadora, que ha aprovechado muy bien la “iniciativa criolla”, en algunos casos desafortunadamente mal canalizada en actividades no santas, que si se hubiesen capitalizado en proyectos lícitos, otro cuentosería nuestro país. No obstante, la energía generadora de emprendimiento colombiano no ha parado y día a día adquiere mayor relevancia.
Sin ir muy lejos, en el pasado siglo es de reconocer el proceso de industrialización del país, que grandes forjadores adelantaron principalmente en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga, sin desconocer los emprendimientos propios enotras localidades con participación
de pequeñas y medianas empresas, que en muchos casos han sido escuela de aprendizaje de empresas de familia, algunas de las cuales con el tiempo se volvieron grandes, proceso que adicionalmente se complementó con la instalación de contadas empresas extranjeras.
Otro emprendimiento importante de reconocer es el de innumerables compatriotas que con granesfuerzo, con deseos de solucionar problemas de desempleo, de aprovechar algún dominio o conocimiento tecnológico, o simplemente de gozar de independencia al encontrar oportunidades de negocio, casi de manera empírica e informal, adquirió un desarrollo progresivo desde la década del 70, arriesgando pequeños ahorros personales o de familia,
capitales logrados con tesón, o que recurriendo a fuentesinformales de financiación destinaron a micronegocios, generalmente dedicados a actividades
económicas tradicionales, dando inicio a un ejercicio más formal con el apoyo de entidades privadas como la Fundación Carvajal de Cali, a programas de microempresas, que impulsados posteriormente por diferentes gobiernos en alianza público – privada, desencadenó en el Plan Nacional para el Desarrollo de laMicroempresa – PNDM entre los años 1984 y 1994.
Hacia el año de 1990, de acuerdo al Censo Económico Nacional del DANE, sin incluir el sector primario, en Colombia existían 948.324 microempresas de menos de 10 trabajadores, que representaban el 94.7% de las 1.001.398 empresas encuestadas, claro esta que dicho número podría haber sido mayor, pues la cultura de sus propietarios por eludir ciertos...
tracking img