Y se la creyo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (533 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Como en muchos lados del mundo (y Bolivia no es la excepción) la política deja de ser el arte de gobernar y pasa a constituirse en un instrumento efectivo para detentar niveles de poder, lo mismo quehoy le sucede al Movimiento Al Socialismo (MAS), le pasó en su momento al Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Acción Democrática Nacionalista (ADN) y al Movimiento de la IzquierdaRevolucionaria (MIR), es que el poder tiene ventajas y facilidades, y al tener este tipo de alegrías encanta y enceguece, bien lo sabe Santos Ramírez y no se olvidan aún las largas trastadas políticasembadurnadas de corrupción de muchas autoridades nacionales y regionales que, en su momento, supieron aprovecharse de su condición para beneficio personal.

Todo este mar de corrupción, sin apuntar a nadieni justificar nada, es culpa y reproche de una sociedad que en su conjunto vive acostumbrada a la “coima” y al “charle”, donde el que respeta la fila es el “gil” y el que le “mete nomás” es el más“vivo”, un esquema en que estamos tan acostumbrados a la viveza criolla, como manejar sin cinturón de seguridad, cruzar la calle o tomar el micro donde sea menos en la parada (si es que hubiese unacerca), tirar la basura donde se pueda, destruir casetas de control del peaje, dinamitar las carreteras, romper los emprendimientos comerciales a base de pedrada limpia si es que se cruza en nuestramarcha, escupir en vía pública, oler como mejor me plazca aún cuando deba compartir transporte con otros, mixionar en las calles y avenidas porque simplemente me da la gana, hablar y leer mal, y un largoetcétera en el que cotidianamente vivimos y del cual sólo nos percatamos una vez que contrastamos nuestra realidad con otras latitudes.

Este reflejo social es, en esencia, el mismo concentrado decorrupción en el cual se desarrolla el Estado boliviano, como bien dicen cada pueblo tiene el Gobierno que merece, por ello es que carecemos de una institucionalidad política, llámese madurez que...
tracking img